miércoles 19 de junio de 2024
Está contemplado en la ley por la que se aumentaron integrantes

La Corte de Justicia todavía no se dividió en Salas

Desde 2016 que está pendiente un nuevo modelo de organización en la integración del máximo tribunal.

Por Redacción El Ancasti

En julio de 2020 se publicó en el Boletín Oficial  la ley 5664 por la que se ampliaba  la cantidad de miembros de la Corte de Justicia y se elevó de cinco a siete la cantidad de miembros. En esa modificación de la ley se establecía que el máximo Tribunal de Justicia debería funcionar en Salas, lo que permite que los magistrados se dividan para tratar determinadas temáticas y así no sería necesario el voto de los siete en determinadas causas. 

Se trata de una asignatura pendiente desde el año 2016 cuando se aprobó la ley 5473 que ampliaba a cinco la cantidad de miembros. "La Corte de Justicia dividirá su composición en Salas, debiendo las mismas reglamentar la modalidad, integración y funcionamiento de cada una de ellas", expresaba la normativa. 

Cuatro años después se  aprobó una modificación de esa ley , se amplía a siete la cantidad de miembros de la Corte y en el artículo 18 se establecía que "dentro de los 90 días de integrada la Corte de Justicia  deberá dictar las Acordadas reglamentarias pertinentes, que permitan su funcionamiento por Salas".   Ese plazo de 90 días venció hace un año atrás. 

El artículo 19 establece que hasta que adopte ese modelo organizacional, "las decisiones se adoptarán por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros".

El año pasado, el diputado Agusto Barros (Frente de Todos) había planteado la demora que existe en la conformación de Salas en la Corte de Justicia. "Es un mecanismo organizacional que aún espera su impostergable implementación", había expresado. 

Es que el funcionamiento en Salas permite mayor celeridad en el trámite judicial .  Las  Salas  serían Civil y Comercial, Laboral, Contencioso Administrativo, Penal y de Competencia Originaria que facilitaría el dictado de resoluciones que no involucren cuestiones constitucionales.

En octubre de  2020, la Corte se integró por siete miembros con la incorporación de  Fabiana Gómez y Hernán Martel. Lo que ocurre en la actualidad es que las causas que ingresaron al máximo tribunal, con posterioridad a la integración de siete miembros, necesitan el voto de los siete integrantes lo que demora  la circulación de los expedientes  que llegan a la Corte de Justicia. 

El único antecedente de la conformación de una Sala fue en 2019. A través de una acordada se conformó una “Sala de Reclamos y Recursos” compuesta por dos  vocales para decidir cuestiones administrativas.  Sus integrantes tenían mandato por un año. 
 Si bien es cierto que la nueva  Corte implementó ya algunos cambios  para dar respuestas a la demanda de la sociedad, todavía existen otros que están pendientes para acelerar la respuesta del Poder Judicial.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar