Acusó a los ediles de ser irresponsables

Paulón vetó incremento salarial aprobado por el Concejo

martes, 4 de agosto de 2020 · 01:05

El asesor legal del municipio de Fiambalá, Carlos Correa cuestionó a los concejales que aprobaron un incremento salarial para los empleados municipales sin el consentimiento de la intendenta Roxana Paulón. 

En diálogo con la prensa, el funcionario afirmó que la comuna "nunca le negó el derecho a los trabajadores de tener un aumento".

"El Ejecutivo municipal lo que hizo en un primer momento cuando remitió un proyecto de ordenanza para readecuar el cálculo salarial en cuanto a los aportes para ajustarlos a una resolución de AFIP y readecuar la base para el cálculo para el mínimo vital y móvil. Esto iba a tener un impacto en los sueldos de los trabajadores", dijo. 

Sin embargo, aclaró que teniendo en cuenta que el municipio debe ser solventado por el Gobierno provincial para el pago de salarios "es imposible pensar en un aumento de sueldos".

"El Concejo avanzó sobre esta propuesta tergiversando la naturaleza de la misma, otorgando no solo un incremento salarial por arriba de lo que podía afrontar el municipio sino que también incorporó irresponsablemente un sistema de premio de retiros para los empleados municipales", dijo.

Según el funcionario, esta medida en el corto plazo, teniendo en cuenta las personas que están próximas a jubilarse podría significar un incremento del 109% lo que tiene previsto el municipio para el pago de sueldos. En ese marco y en términos monetarios, afirmó que el gasto significaría un millón 100 mil pesos, aparte de los aportes. 

"Para un municipio como Fiambalá esto es imposible de afrontar", afirmó.

"En estas condiciones y teniendo en cuenta que el Concejo no realizó un análisis pormenorizado de la situación, que no pidió ningún informe sobre la situación del municipio y que se apartó del presupuesto, no hicimos otra cosa que vetarlo", añadió.

Correa afirmó que con esta medida, el Concejo Deliberante "se apartó de un principio de legalidad y atentó contra la estructura financiera del municipio". 

"Fue una medida para satisfacer un revanchismo político por parte de algunos concejales y que tiene de rehén al trabajador municipal que nada tiene que ver", afirmó.

"Esto es una situación triste porque se está poniendo en juego el normal funcionamiento del municipio. Esto es un acto irresponsable por parte de los concejales", finalizó.

 

Otras Noticias