lunes 10 de junio de 2024
Encuesta

Siete de cada diez argentinos respaldan el manejo nacional de la pandemia

Por Redacción El Ancasti

La gestión de Alberto Fernández en la prevención y el control del coronavirus sigue teniendo una alta valoración: siete de cada diez argentinos la califican de muy buena, buena o regular buena, mientras que del otro lado, una minoría, algo más de una de cada diez personas califican como mala o muy mala la gestión respeto de la pandemia. Pese al cansancio, las opiniones están dividas: la mitad de la gente cree que hay que mantener las flexibilizaciones decididas por el gobierno hasta ahora o incluso retroceder a etapas anteriores, mientras que una levísima mayoría opina que hay que flexibilizar más o directamente levantar las restricciones. En esta última postura sólo se ubica una de cada cinco personas, un sector muy minoritario. Globalmente, aún con al desgaste, la gestión de Fernández-Fernández sigue con alta evaluación (59 por ciento positiva), en tanto que los que la consideran muy negativa o algo negativa son el 28 por ciento.

Las conclusiones surgen de una encuesta realizada por Aresco, la consultora que lidera Federico Aurelio. En total se entrevistaron 4.492 por el método conocido como IVR, es decir telefónico-automático, respetando las proporciones por sexo, edad y nivel económico-social.

Según señala Aurelio, "se tomaron medidas que la gente considera que fueron necesarias y eso explica los números altos que tiene la gestión en materia de salud".

En cuanto a la calificación del presidente Alberto Fernández (59 por ciento) el desgaste de los cinco meses de medidas de aislamiento repercute en sus porcentajes, aunque sigue por arriba de la evaluación que tenía antes de la pandemia y claramente por encima del 48 por ciento que sacó en las elecciones. En el segundo cordón del Gran Buenos Aires el presidente llega casi al 70 por ciento de calificaciones bien y muy bien. También Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof tienen buenos números en sus respectivos distritos, con más de la mitad de los encuestados calificándolos bien o muy bien. El motivo tiene que ver también con el manejo del coronavirus: la mayoría coincide en que los tres mandatarios sigan trabajando manteniendo los acuerdos.

En la postura respecto del aislamiento, sólo el 20 por ciento dice que hay que levantar todas las restricciones. O sea, esa es la franja anticuarentena. Del otro lado están los que creen que hay que volver atrás con las flexibilizaciones (19 por ciento), es decir regresar a la cuarentena de marzo, y también los que creen que está bien lo que hace el gobierno, flexibilizar de a poco (30 por ciento), mientras que los que quieren flexibilizar, pero más rápido también redondean un 30 por ciento. En suma, podría decirse que las opiniones mayoritarias se inclinan por mantener el aislamiento, con flexibilizaciones controladas.

Un dato de la mayor relevancia es que buena parte de los entrevistados perciben que no se cumple con la medida de realizar únicamente las salidas imprescindibles. Nada menos que el 76 por ciento dice que la mayoría sale más de lo permitido y únicamente el 21 por ciento afirma que se cumple con salir sólo a las actividades permitidas. Aurelio también preguntó por el estado de ánimo de los niños: las opiniones están divididas. Casi la mitad (46 por ciento) considera que el estado de ánimo de los chicos es negativo y un poco más (48 por ciento) afirma que es más bien positivo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar