Conflicto

La Municipalidad de la Capital no puede afrontar el reclamo de los taxistas

Gustavo Aguirre, secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca, dijo que “no tenemos hoy la posibilidad de hacer una asistencia económica en los términos que nos están planteando”.
viernes, 10 de julio de 2020 · 09:53

Un grupo de trabajadores del volante ha sido protagonista de distintas y ruidosas protestas en la semana que está terminando, reclamando una ayuda gubernamental frente a la crisis originada por la pandemia del coronavirus y la ausencia de personas en la calle con la solicitud de un subsidio de 20 mil pesos por chofer.

La resolución quedaría en manos del municipio capitalino, que no está en condiciones de acceder al petitorio.

Gustavo Aguirre, secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca, dijo que “no tenemos hoy la posibilidad de hacer una asistencia económica en los términos que nos están planteando”.

“No son todos los taxistas y remiseros de la Capital”, aclaró Aguirre. “La mayoría de las asociaciones y empresas se comunicaron con nosotros manifestando que no están de acuerdo con esa forma de reclamar”.

Destacó que iniciaron un proceso de distribución de asistencia alimentaria para los choferes de la Capital, donde hay más de 900 licencias otorgadas, y que en los controles del personal de Tránsito se va a exigir el uso del as mamparas divisorias, además del barbijo, alcohol en gel y la sanitización del vehículo. “La Municipalidad ha adquirido en estos días algunas mamparas para darles a los que no han podido hacerlo por sus propios medios. Y además estamos viendo si colocamos un lugar de sanitización para que cada tanto pasen por ahí y puedan limpiar de manera más profunda”, acotó.

 

Imposible

Aguirre distinguió que el rubro de los autos de alquiler “es una de las actividades que no dejó de trabajar, aunque uno no desconoce que hubo un momento donde no había circulación de personas, entonces no subía nadie, pero no es una actividad que estuvo prohibida, están trabajando incluso ahora. Esto es importante porque si bien no se desconoce la necesidad económica y los perjuicios que están teniendo, pero no le escapa a lo que les pasa a muchísimas otras actividades comerciales, y a las cuales no les hemos dado una asistencia económica”, dijo.

“Entonces quiero ser claro, lo hablé con la mayoría de las asociaciones: nosotros desde la Capital no tenemos hoy la posibilidad de hacer una asistencia económica en los términos que nos están planteando, de 20 mil pesos mensuales o un poco más. Es multiplicar ese monto por la cantidad de choferes y estamos hablando de más de 34 millones de pesos. Es un monto que la municipalidad no tiene para poder cumplir”, aseguró el funcionario.

Es que la problemática tendrá que ser decidida en el ámbito municipal.  “La Provincia iba a evaluar, pero entendimos que el tema taxis y remises, como es competencia municipal lo íbamos a manejar nosotros. Y desde nuestras posibilidades no tenemos los recursos para satisfacer esa expectativa que tienen. Habría que ver otras posibilidades”.