LA PANDEMIA || UN CHOFER HABÍA ESTADO EN CONTACTO CON COMPAÑEROS

En Valle Viejo cerraron las remiserías por caso de Capital

Lo hicieron de manera preventiva. La intendenta Zenteno explicó que el chofer que dio positivo vive en la Capital.
viernes, 10 de julio de 2020 · 01:51

Tras la confirmación de un caso positivo de COVID-19 entre los choferes de una  empresa de remises en Valle Viejo, tres empresas decidieron cerrar de manera preventiva mientras se realiza la investigación epidemiológica para conocer si hubo contactos estrechos entre los choferes. Al menos en una empresa, el caso positivo había estado en contacto con varios compañeros, pero explicaron que hace cinco días que no estaba trabajando.

La empresa "Taxis y Remises La Cope SRL" (ex Cooperativa) comunicó en las redes que cerraría sus puertas ante la aparición de un caso positivo entre sus choferes. "Vamos a cerrar por tiempo indeterminado. Sepan disculpar las molestias. Queremos dejar tranquilos a cada uno de nuestros clientes y decirles que el chofer con caso positivo hace cinco días que no estaba trabajando", remarcaron.

En ese sentido, desde la propia empresa confirmaron que el chofer había tenido contacto directo con otros cinco choferes en una vivienda de la zona norte de la Capital en la que habían trabajado en la instalación de las mamparas protectoras que dividen las butacas delanteras de las traseras dentro de los vehículos.

Fue la intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno, la que confirmó en declaraciones radiales que el chofer es vecino de un barrio de la Capital que trabaja en Valle Viejo. "En este momento tengo una lista de personas con las que esta persona estuvo en contacto y Salud ya está trabajando en la cadena para aislarlas y hacer los testeos", dijo.

Tras la confirmación del contacto del chofer con otros compañeros, el resto de las empresas se sumaron al cierre porque indirectamente los choferes podrían haber tenido en contacto. "Muchas veces nos encontramos en la plaza mientras esperamos, y es inevitable mantener alguna charla", explicaron desde las empresas.

Protocolo para taxis y remises
Desde mayo está vigente una ordenanza en la Capital que establece la obligatoriedad del sistema de desinfección del vehículo e impone como norma la instalación de una mampara (de acrílico o vinilo) que separe al chofer de los pasajeros; para evitar el eventual contacto del conductor con quienes utilizan el vehículo. Esta medida compromete también a los choferes chacareros, ya que el tránsito entre municipios es habitual y se informó que los controles serían “inflexibles”, bajo riesgo de retención de vehículo y severas multas.

En la Capital también un grupo de choferes cuestionó la falta de asistencia de parte la Municipalidad, de quien pretendían un respaldo económico ante el retorno a la Fase 1, ya que consideraron que había una fuerte caída en la demanda del servicio.