BOLSONARISTAS SE ENFRENTARON CON OPOSITORES

Enfrentamiento en la tradicional Avenida Paulista de San Pablo

martes, 2 de junio de 2020 · 01:00

Graves incidentes se produjeron ayer cuando partidarios y detractores del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se enfrentaron en la ciudad de San Pablo.
Los choques ocurrieron en la tradicional Avenida Paulista, donde fueron convocados actos por parte del llamado "bolsonarismo" y también por grupos opositores que se concentraron contra el "autoritarismo".

Los primeros expresaban su apoyo al presidente, exigían el cierre del Parlamento y la Corte Suprema, a los que acusan de conspirar contra el Gobierno, mientras que los segundos decidieron salir a la calle en defensa de la democracia. Este último grupo que portaba pancartas en favor de la democracia contó con el apoyo de algunas hinchadas de clubes de fútbol. El acto "antifascista" fue convocado por las hinchadas de varios clubes paulistas, principalmente del Corinthians pero también de Palmeiras, San Pablo y Santos.

El Corinthians tiene una fuerte identificación con la defensa de los derechos cívicos, a través del movimiento Democracia Corinthiana, liderado por el futbolista Sócrates en los últimos años de la dictadura militar (1964-1985). Las manifestaciones, realizadas también en otras ciudades, fueron convocadas en momentos en que Brasil, con casi medio millón, es el segundo país con más contagios de COVID-19 en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, y el cuarto en número de fallecidos, con más de 28.000, según el último dato oficial.

En la Avenida Paulista, unos choques entre ambos bandos llevaron a la Policía a intervenir con gases lacrimógenos y balas de goma. En los disturbios resultaron heridas varias personas, entre ellas el fotógrafo Fernando Bizerra, de la agencia EFE, que cubría los sucesos y fue alcanzado con fuerza por un objeto en su pierna izquierda y llevado luego a un hospital para ser atendido.
Por su parte, las autoridades policiales informaron que tres personas fueron detenidas. Poco antes de que se desate la violencia, en Brasilia, Bolsonaro acudió a un acto organizado por sus partidarios, en el que también se manifestaron contra el Parlamento y la Corte Suprema y demandaron una "intervención militar".

Polémico
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a desafiar ayer al coronavirus en su país, al pasearse a caballo en un acto, mientras la cifra de fallecidos llega casi a 30.000, según consignan medios periodísticos brasileros. Bolsonaro se dio un baño de masas con un paseo a caballo, ya que apareció montando a en un acto junto al Palacio presidencial de Planalto en Brasilia, donde abrazó, saludó y subió a niños junto a él.

Además, se encontró con los ciudadanos que le muestran su apoyo pero también con protestas sobre las que señala que "conspiran" contra el Gobierno, pese a los preocupantes datos que muestra Brasil día tras día a causa de la pandemia que está afectando a todo el mundo. Sin usar mascarilla, Bolsonaro saludó a decenas de simpatizantes que le gritaban "¡mito, mito, mito!", mientras se aglomeraban contra una baranda en la Plaza de los Tres Poderes, frente a la presidencia.

Brasil, con 210 millones de habitantes, es el cuarto país con más muertos por covid-19, al registrar el sábado 28.834 fallecidos, detrás de Estados Unidos, que tiene más de 103.000, el Reino Unido. Con 38.489 e Italia, con 33.414, y está a punto de superar los 500.000 contagiados, la segunda cifra más alta del mundo después de Estados Unidos, con casi 2 millones de casos. 

Otras Noticias