Se hace llamar Sara Winter

Dirigente "pro vida" que visitó Catamarca lidera un grupo armado fascista en Brasil

En 2018 dio una charla en el Fasta. Hoy lidera un grupo armado que responde a Bolsonaro y amenaza a un juez de la Corte brasileña
lunes, 1 de junio de 2020 · 09:59

Sara Fernanda Giromin, conocida como “Sara Winter”, visitó hace dos años Catamarca de la mano de grupos “provida” manifestándose en contra del proyecto de ley de despenalización del aborto y hasta dio una charla en el Colegio Fasta, de esta ciudad.

Por estos días la activista brasileña de extrema derecha tomó trascendencia en Brasil por amenazar al ministro de la Corte Suprema de Brasil Alexandre de Moraes, quien inició una investigación por la propagación de noticias falsas, que tiene al entorno presidencial como objetivo fundamental. 

Desde la puerta de la casa del supremo, SaraWinter filmó la noche del jueves un video que subió a sus redes, en el que le advierte: “Sabemos dónde vive”, luego de que la justicia ordenara un allanamiento de su vivienda en que fueron incautados su celular y su computadora. En el video, alardea de su capacidad de convocatoria: “¿Él (de Moraes) va a mandar a detenerme? Yo quiero ver como manda a detener a 5000 personas. ¡Mande a detener 5000 personas, hijo de puta!”.

Un día atrás, después de conocer la decisión del supremo, había subido otro video en el que le decía al ministro: “Vamos a volver su vida en un infierno. Vamos a revelar los sitios que usted frecuenta. Las empleadas domésticas que trabajan para usted. Vamos a revelar todo de su vida. Hoy usted tomó la peor decisión de su vida”.

De Moraes investiga a los supuestos responsables de una campaña de difamación y odio en las redes contra dirigentes y poderes no alineados, sumado a “fake news” mayormente relacionadas con el coronavirus y en línea con las teorías conspirativas de la extrema derecha. Los allanamientos ordenados alcanzaron también a empresarios, políticos y blogueros aliados del presidente.
Winter es una ex militante de extrema izquierda y fundadora del movimiento feminista Femen, que tras abortar y luego tener un hijo se convirtió al catolicismo y se volvió una activista neofascista cuya causa es luchar “contra la izquierda”. Su apellido real es Giromini, pero tomó el nombre probablemente de la activista nazi-fascista británica Sarah Winter.

Lidera un numeroso grupo armado llamado “Los 300 de Brasil”, por la película de 2006 dirigida por Zack Snyder, que acampa desde principios de mayo en la Explanada de los Ministerios, el predio que alberga los edificios ministeriales en Brasilia, para evitar que el lugar “sea copado por la izquierda” opositora. En una entrevista concedida a la BBC, admitió la tenencia de armas, aunque dijo que era “para defensa propia”.
 

Otras Noticias