Esta mañana

Asambleístas de Antofagasta insisten con la paralización del acueducto del río Los Patos

El Juez de Minas, Raúl Cerda, tuvo un intercambio con los integrantes de la comunidad, que se manifestaron frente al Juzgado
viernes, 14 de febrero de 2020 · 11:31

Integrantes de comunidades originarias de Antofagasta de la Sierra, se reunieron, está mañana,  frente al juzgado de Minas de la provincia, esperando una respuesta respecto de su petición de paralizar proyecto del acueducto del río Los Patos presentada el pasado martes

El juez de Minas, Raúl Cerda, salió a hablar con ellos y les dijo que a la presentación le faltaba la firma de un abogado. Les manifestó que se atenderá la presentación con alguna urgencia, pero que también debe dar el derecho de defensa a la empresa.

Tras esto, los asambleístas argumentaron que la obra ya se está ejecutando y aseguraron que no cuenta con la licencia social.

El pasado martes, el  cacique de la Comunidad Originaria Atacameños del Altiplano, Román Guitian, realizó la mencionada presentación en la Justicia para solicitar la paralización del proyecto del acueducto del río Los Patos. Como justificativo al planteo, el cacique sostuvo que en Antofagasta de la Sierra “no hay licencia social” para extraer indiscriminadamente agua del río más caudaloso de la Puna.

El planteo también lleva la firma de numerosos integrantes de esa comunidad, quienes se encuentran acompañados por la organización Pucará (Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación).

El documento, que consta de 40 páginas, resalta la realización de dos "análisis críticos" que demuestran "todos los errores del informe de impacto ambiental”.

Además, expone “un detallado análisis de las violaciones a los derechos de consulta pública, libre, previa e informada a la comunidad indígena y a los vecinos y vecinas”.

Más adelante, realiza una “reconstrucción detallada del proceder ilegal y persecutorio de las fuerzas policiales a los vecinos del Salar y al Cacique de la Comunidad Indígena". Además del episodio de "detención ilegal y de violencia a la familia Morales”.

Posteriormente, hace un análisis “de las 17 irregularidades que la propia Dirección de Minería reconoce, las cuales convierten en ilegal, irregular y contra derecho la aprobación del proyecto del acueducto”.

Provistos de pancartas, los integrantes volvieron a pedir que se paralice la construcción del acueducto.