ENTRE EL GOBIERNO, EMPRESARIOS Y GREMIOS RURALES

Coordinan un protocolo para trabajar en las cosechas

El Gobierno pretende que se utilice mano de obra local. Hubo algunos reparos de parte de los empresarios.
sábado, 17 de octubre de 2020 · 02:08

Representantes gremiales del ámbito rural, empresarios de las cadenas olivícola, nogalera y vitivinícola junto al Gobierno comenzaron a trabajar en el protocolo para aplicar en las próximas campañas de cosecha. El encuentro semipresencial lo encabezaron los ministros Aldo Sarquís, a cargo de Agricultura y Ganadería, y Gustavo Aguirre de Seguridad.

"Queremos escuchar opiniones de todos e ir definiendo con tiempo los distintos aspectos para que las cosechas se hagan y que las empresas puedan obtener su beneficio y seguir dando trabajo a los catamarqueños. Es un desafío, pero avanzamos en la previsión para que enero no nos encuentre con sorpresas", explicó Sarquís. Una de las pautas del Gobierno es que estos trabajos se ejecuten con mano de obra local para evitar el ingreso de personas desde otras provinciasl.

Por su parte, Aguirre consideró la posibilidad de que se habilite un protocolo específico para trabajadores que participen de las cosechas tal como se implementó en la actividad minera, propuesta que fue del agrado de los empresarios.

Pusieron a consideración del Gobierno una serie de urgencias que tienen que ver con plazos de los cultivos y sus experiencias anteriores con la participación de cosecheros locales, y plantearon los inconvenientes con la registración de trabajadores y la continuidad del cobro de beneficios sociales que a su criterio desalientan la motivación laboral.

En este sentido, la delegada del Ministerio de Trabajo de la Nación, Elizabeth Fontao, y el secretario de Empleo del Ministerio de Industria de la provincia, Mario Guaraz, expresaron que es obligatoria la registración en blanco de los cosecheros, pero asumieron el compromiso de evaluar la compatibilización de beneficios nacionales con el alta de estos trabajadores rurales. 

La participación de Guaraz dejó expuesta su falta de conocimiento sobre la situación.

Otro inconveniente es el transporte de los cosecheros desde distintos departamentos, las condiciones de alojamiento y los protocolos que serán necesarios en albergues y empresas, y la posibilidad de habilitar ingresos de cosecheros, técnicos, proveedores de bienes y servicios de cosecha y postcosecha desde otras provincias, lo cual fue planteado por los empresarios.

"Si bien se trata de temas que son conocidos por el sector rural desde hace muchos años, la situación de pandemia hace necesario la toma de nuevas decisiones al respecto", expresaron y adelantaron que la mesa volverá a reunirse en los próximos días.

Entre otros funcionarios, también participaron los secretarios Emilio Ramaci (de Desarrollo Productivo) y Lucas Florit (de Políticas Agrícolas y Ganaderas), el representante de RENATRE, Enrique Cowes; el delegado de UATRE, Alfredo Ferreyra; el coordinador regional del INTA La Rioja-Catamarca, José Luis Riedel; la titular de Federación Agraria, Maura Rodríguez; directivos y miembros de ASOLCAT y representantes del sector nogalero y vitivinícola.