PARA PRIORIZAR EL TRABAJO DEL ESTADO

Bolivia piensa poner límites a la inversión extranjera en litio

Así lo anunció el titular de la empresa productora estatal de ese país. Solo recibirán asesoramiento de otros países.
lunes, 20 de enero de 2020 · 01:04

Mientras en Catamarca todavía no se logra un acuerdo con un sector de la población para avanzar en la licencia social para la explotación del litio en Antofagasta de la Sierra, en Bolivia la empresa del Estado tiene en sus planes aplicar serios límites a la inversión extranjera en la extracción y procesamiento del mineral, para que se cumpla con la ley que establece que la extracción y procesamiento se deben realizar por bolivianos.

Juan Carlos Zuleta, flamante gerente ejecutivo de la empresa Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), dijo en una entrevista con la agencia internacional Reuters que "es importante para la comunidad internacional saber que la ley boliviana dice que el litio debería ser extraído y procesado por bolivianos, y ahora estamos acá para cumplir la ley".

Zuleta es un experto en litio que trabajó en Chile y Bolivia, y en sus primeras declaraciones señaló que existe un acuerdo con la firma alemana ACI Systems que fue suspendido el año pasado y permanecerá paralizado, mientras ya se revisa otro con una empresa de capitales chinos, Xinjiang TBEA.

Sobre este último, aseguró que YLB no abandonará el proyecto de construcción de una planta de litio con una capacidad de 15.000 toneladas por año, y que ésta debería estar terminada para fines de este año y operando a máxima capacidad uno o dos años.

Según explicó, el país vecino adoptará una nueva política de Estado: no firmará acuerdos de corto plazo con empresas extranjeras, aunque tengan mayor desarrollo productivo para ingresar al país y ayudar a impulsar la producción local, pero buscará fortalecer los conocimientos y trabajará con asesores especializados a nivel internacional.

Zuleta dijo que podría impulsar el desarrollo del conocimiento técnico en el país a través de una red global de especialistas, a la vez que sacarán provecho de tecnologías nuevas y poco probadas como la extracción directa de litio, y explicó que Bolivia ya produce cerca de 400 toneladas métricas de litio por año en un sitio de prueba, y si bien el volumen es mínimo, "la producción debería crecer de manera rápida".

"Supongo que si todo sucede de la manera que esperamos que suceda, podríamos llegar a alcanzar la meta de producir cerca de 50.000 toneladas en los próximos cinco años", explicó Zuleta.

Contraste

Mientras en Antofagasta de la Sierra las actividades en el Salar del Hombre Muerto están limitadas porque la comunidad impide que se avance con las obras del acueducto sobre el río Los Patos, el Estado boliviano logró tal consenso que fueron las propias comunidades las que impulsaron el control público del litio en 2007, y hoy gracias a YLB controlan los salares desde donde se extrae este mineral que se convirtió en clave para el desarrollo de las baterías que utilizan los dispositivos móviles y los automóviles eléctricos.

A tal punto llega la resistencia en Antofagasta de la Sierra, que el año pasado se vivieron momentos de tensión y enfrentamientos entre pobladores y la Policía cuando se bloqueó el paso por un bypass minero. El episodio terminó con una familia detenida producto de una denuncia que realizó Fiscalía de Estado.

Nuevo bypass

El senador Mario Carrizo (FT) explicó que durante este mes el Gobierno, en conjunto entre Vialidad Provincial y Catastro, avanzaría con un nuevo “bypass” minero en el departamento, en una zona en la que no haya conflicto con los propietarios de los terrenos, tal como ocurrió en el camino que luego bloquearon los hermanos Morales.

Carrizo explicó además que a los vecinos que se puedan ver afectados se los va a actualizar con el programa de Catastro, que hará un relevamiento y se van a actualizar los dominios de los vecinos, porque los planos que tiene Catastro son de 1986.
Por su parte, el senador minimizó los cuestionamientos a la explotación y aseguró que la mayoría de los antofagasteños están esperanzados en que esto los beneficiará con puestos de trabajo y obras de infraestructura.

Otras Noticias