datos del indec

En agosto, una familia necesitó $33.013 para no ser pobre

El valor de la canasta básica avanzó 29,5 % en lo que va de 2019, mientras que acumula un alza de 58,2 %.
jueves, 19 de septiembre de 2019 · 02:16

La Canasta Básica Total, que define el nivel de pobreza, aumentó 3,4% en agosto respecto del mes anterior, y alcanzó un costo de 33.013,22 pesos para una familia tipo, informó ayer el INDEC.

La Canasta Alimentaria, que define el nivel de indigencia, aumentó 3,8% en la misma comparación y su costo llegó a los 13.258,32 pesos.

Según el informe oficial desde diciembre pasado la CBT aumentó 29,5%, mientras la CBA se incrementó en 30%, en el mismo período, ambas casi en línea con la evolución del Índice de Precios al Consumidor, que en ese período aumentó un 30%.
En los últimos doce meses, la canasta total aumentó 58,2% y la canasta alimentaria un 58,8%, ambas se encuentran así cuatro puntos porcentuales por encima de la evolución de la inflación en ese período que fue del 54,5%, de acuerdo con los datos del IPC.

De este modo, una familia compuesta por un matrimonio, que no paga alquiler y tiene dos hijos de seis y ocho años en el Gran Buenos Aires tuvo que contar agosto con ingresos por 33.013 pesos para ser considerada en la pobreza y de 13.258,32 pesos para no ser indigente.

Para una familia tipo de tres miembros el costo de la CBT fue en agosto de 26.282,37 pesos y la alimentaria de 10.555,17 pesos, mientras que para un hogar compuesto por cinco integrantes la CBT costó en el mismo mes 34.722,64 pesos y la alimentaria 13.994,84 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total incluye esos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.

Caída de la producción industrial 

Por otra parte, la producción industrial cayó 3% en agosto y en los primeros ocho meses del año acumuló una baja de 6,7%, indicó  ayer un informe privado.

El estudio elaborado por la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) subrayó que entre enero y agosto, todas las ramas de actividad, excepto la producción de alimentos y bebidas, mostraron retrocesos.

Así, el Índice de Producción Industrial (IPI) arrojó en agosto una baja de 3% en la comparación con igual período del año pasado, mientras que en los primeros ocho meses la merma acumulada fue de 6,7%.

"Tal como se observa desde el primer bimestre, la industria automotriz profundiza su aporte a la contracción de la actividad, y en agosto vuelve a explicar la mayor parte de la caída de la producción industrial", analizó, y calculó que la caída fue de 36,3%.
El mejor resultado fue para la producción de alimentos y bebidas al avanzar 0,1%.

Entre los sectores con contracciones, la refinación de petróleo tuvo el menor retroceso con un 0,3%, seguido por la producción de insumos textiles con 1,4%, papel y celulosa con 5,1%, minerales no metálicos con 5,7%, metalmecánica con 5,9% y despachos de cigarrillos con 6,3%.

"Las restantes tres ramas de actividad muestran un retroceso interanual superior al promedio de la industria, comenzando con la siderurgia con 7,3% e insumos químicos y plásticos con 8,6%", puntualizó.

Otras Noticias