Adriana Díaz

“Los que hablan de ideología de género son manipuladores del sentido común”

viernes, 3 de mayo de 2019 · 18:04

La diputada provincial Adriana Díaz, fue invitada el sábado 27 de abril a participar del primer Congreso sobre Educación Sexual Integral (ESI) del NOA, en representación de la Cámara de Diputados de la Provincia. El evento, denominado “Escuelas, familias y Comunidades: Construyendo Ciudadanía Sexual” se concretó en la ciudad de Frías, Santiago del Estero. En la oportunidad, la legisladora habló sobre las tensiones sociales que impiden que la ESI se brinde de manera efectiva en las escuelas del país y la provincia.
Al respecto, Díaz explicó: “Es un desafío que tomamos con mucha responsabilidad, representar a la Legislatura de Catamarca, en una convocatoria de estas características y dimensiones, por el contenido y la calidad de sus disertantes y la masividad de los asistentes que reflejan simplemente la necesidad de una comunidad que pide formación en estos temas”.
En la oportunidad la legisladora disertó sobre “ESI Bases ideológicas y tensiones sociales”. Primeramente señaló que “la creación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral constituyó un punto central en el proceso político institucional de articulación de los campos de los derechos humanos, la salud sexual y la política educativa. La importancia de esta ley, radica en que por primera vez se establece la obligatoriedad y responsabilidad del Estado, y del sistema educativo en particular, en desarrollar políticas que promuevan valores y conocimientos que fortalezcan la formación de una sexualidad responsable. Por otra parte, el concepto de sexualidad que la ley promueve es a partir del cuestionamiento donde la sexualidad era asimilada a la genitalidad bajo una mirada biologicista, reducida al mero estudio de la anatomía y la fisiología del cuerpo humano. Por el contrario, el enfoque integral de la ESI propone superar todo reduccionismo considerando a la sexualidad como un fenómeno que abarca aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos”.
Por otra parte, mostró cómo la realidad sociocultural catamarqueña,  refleja la necesidad dictar ESI desde éste punto de vista, señalando estadísticas vitales, como el 16,5 por ciento de embarazos adolescentes, un 73 por ciento de las menores de  20 que se quedaron embarazadas sin buscarlo y que el 88  por ciento no usó ningún método anticonceptivo al momento de su primera relación sexual. Asimismo, recordó que el 75 por ciento de las víctimas son violentados en su hogar y por un familiar. “Éstas, son realidades que pueden ser superadas a partir de la implementación de esta Ley y está comprobado”, aseguró. 
En cuanto a las dificultades para aplicar la norma, explicó que “tras el rechazo de la IVE en el Congreso, comenzaron a hacerse visibles otros actores en contra de la ESI,  que dificultan su aplicación, y que son aquellos que sostienen el concepto de ideología de género. Estamos hablando de grupos católicos, evangélicos y ultraconservadores que salieron al ruedo con lemas como Con hijos no te metas y confundiendo la escena. Grupos que ya habían plantado su bandera en contra de la Ley de Matrimonio Igualitario y de Identidad de Género y con anterioridad contra la ley de divorcio vincular”.
“Lamentablemente, la supuesta ideología de género ha sido una herramienta de comunicación y persuasión muy eficaz. Básicamente ayuda a los que `luchan´ en su contra a evitar el lenguaje abiertamente homofóbico (el cual está prohibido por ley) y a presentar sus argumentos en términos seculares. Por ejemplo, en lugar de decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo va en contra de las enseñanzas religiosas, dicen que amenaza el orden natural de las cosas”, dijo.
“La ideología de género también está basada en la falsa premisa de que sus presuntos promotores son parte de un movimiento organizado con una agenda común. De hecho, los gobiernos y los activistas LGBT a los que se acusa de imponer la “ideología de género” ni siquiera relacionan temas como el matrimonio gay con el aborto o la educación sexual como hacen sus opositores, pero sus discursos son muy persuasivos en lo comunicacional y sobre todo en lo difundido por las redes sociales, ya que como poderes fácticos tienen un aparato verdadera aceitado para este tipo de difusión”, aseguró. 
“Con esta interpretación distorsionada sobre el género es muy fácil enganchar a las personas que no conocen las teorías más complejas de los intelectuales a los cuales critican los conservadores. Así, los grupos conservadores han podido convencer a sus seguidores de que, políticas que fueron diseñadas para defender Derechos Humanos Básicos (no discriminación, sexualidad, etc) son en realidad una ideología impuesta por grupos marginales, feministas o de izquierda que no incumbe al Estado. Y no se trata de otra cosa que de una manipulación para desviar las discusiones sobre el valor Constitucional de la Dignidad Humana”.
Ahora, cómo hacer para contrarrestar a este discurso. Es posible. Hay algo que se llama sentido común, y ellos operan en base a eso. Por eso prenden estas ideas, por eso los papás y las mamás creen que en el jardín de infantes les enseñan a masturbarse a los niñitos. Es que el sentido común no es el más común de los sentidos, el sentido común es una construcción sociocultural política de poder”, explicó.
“En determinada época predomina un sentido común sobre otro. Hay una hegemonía de una visión sobre otra, entonces apelan a eso y el sentido común no es científico, es no reflexivo, emotivo y emocional. Nos tocan eso, y por eso es tan difícil de contrarrestar sólo con información, solo con conocimiento… Este debate abierto, es en definitiva la lucha por el sentido común. Lo que podemos y tenemos que hacer  es disputar el contenido de ese sentido común y lograr que la hegemonía sea la educación integral sea entendida como derecho, donde los niñas y niñas son sujetos de derecho y no objeto de derecho, y estos derechos son supremos”, concluyó. 

Otras Noticias