En Río Negro

Pese a ser tercero, el Gobierno festejó la derrota del Kirchnerismo

Desde el oficialismo nacional celebraron que el candidato de CFK quedará en el segundo lugar en los comicios en los que se impuso Arabela Carreras.
lunes, 8 de abril de 2019 · 08:43

Al igual que en los comicios de Neuquén y San Juan, el gobierno de Mauricio Macri volvió a festejar ayer un triunfo ajeno y la derrota del kirchnerismo en otro compromiso electoral.

"Estamos satisfechos porque no ganó el kirchnerismo", afirmaron dos funcionarios de la Casa Rosada que siguieron de cerca los comicios para gobernador de Río Negro, cuando se confirmaba el triunfo de Arabela Carreras, del frente oficialista Juntos, y el segundo puesto de Martín Soria, la apuesta provincial de la expresidenta Cristina Kirchner.

"A nosotros, que Cristina no gane nos suma", afirmaron tres fuentes del oficialismo, y especulaban que la de Río Negro fue "la última chance" del kirchnerismo de apuntarse una victoria antes del cierre de listas, el 22 de junio próximo.

En Balcarce 50 relativizaron la performance de Cambiemos, que llevaba a la diputada radical Lorena Matzen como candidata a gobernadora, una postulación que solo tuvo el apoyo público de la cúpula de la UCR y la ausencia de miembros del gabinete (el secretario de Asuntos Institucionales, Adrián Pérez, estuvo en Bariloche para supervisar los comicios). "Sabíamos que iba a terminar tercera, de todos modos estuvo mejor de lo que pensábamos", reconocía una alta autoridad partidaria de Pro.

Mientras comparaban la elección de ayer con la neuquina -allí el Movimiento Popular Neuquino relegó al kirchnerismo y Cambiemos terminó tercero-, en el Gobierno desligaban la responsabilidad del armado electoral en el radicalismo, "que finalmente eligió a sus candidatos", según afirmaba otro miembro de Cambiemos. En Chubut, el oficialismo se daba por conforme con un segundo puesto del también radical Gustavo Menna en las PASO, en las que al cierre de esta edición se imponía el gobernador Mariano Arcioni. "Se puede revertir, es solo una interna", puntualizó un dirigente partidario.

La estrategia oficial en Río Negro, calcada de la de Neuquén, donde el principal objetivo era evitar la victoria del kirchnerista Ramón Rioseco, no conforma a muchos aliados del Gobierno. "Limás a los propios, no sé quién te va a ayudar en agosto y octubre", se lamentó un referente del oficialismo.

Otras Noticias