Anoche

Corpacci inauguró la obra de restauración del Archivo y Museo Histórico

sábado, 23 de febrero de 2019 · 08:39

La gobernadora Lucía Corpacci inauguró anoche la obra de restauración y puesta en valor del Archivo y Museo Histórico, en la tradicional casona de calle Chacabuco al 400. 

En 1875, Francisco Cubas adquirió la casona ubicada en calle Chacabuco 425, que es un exponente de la arquitectura de la segunda mitad del siglo XIX. El edificio muestra una marcada influencia neoclásica italiana.

En esa residencia vivió los últimos años de su vida Doña Genoveva Ortiz de Cubas, esposa del ajusticiado gobernador José Cubas durante la Guerra Civil entre federales y Unitarios.

El inmueble consta de once habitaciones, distribuidas alrededor de dos patios, destacándose en el primero de ellos un aljibe con enrejado artesanal de hierro forjado. La casona presenta en su frente una amplia galería con columnas toscanas, un gran jardín con verjas elevadas de madera y una puerta de rejas artísticas.  

La casona fue adquirida por el Estado Provincial en el año 1972 para convertirse en sede del museo y en 1993 el edificio fue declarado de Valor Histórico Arquitectónico por el Municipio.
 
El museo

En el año 1954, mediante ley provincial N° 1662, se crea el Archivo y Museo Histórico. Esta ley se hace efectiva un año y medio después, cuando, en mayo de 1956, se inaugura en un sector del edificio ubicado en Rivadavia 1050.
En el año 1972, por iniciativa y gestión de Gerardo Pérez Fuentes, quien fuera el primer director del Archivo y Museo Histórico, el Estado provincial adquiere la histórica casona.

Ese mismo año se crea la Comisión Amigos del Museo Histórico que trabaja para recolectar los objetos pertenecientes al museo, que se encontraban dispersos en distintas dependencias.

Finalmente el 22 de julio de 1977 queda inaugurado el Museo Histórico de la Provincia, que funcionaba en la sala mayor de la antigua casona, sala a la que se denominó Sala de los Gobernadores.  
 
Las colecciones

El acervo del Museo Histórico se compone de colecciones integradas por una variedad de objetos que hacen a la vida privada y pública de nuestros hombres y nos acercan a épocas donde se cimentaba la región. Este acervo fue formado en gran medida gracias al valioso aporte de familiares a través de sus donaciones. A pesar de su vastísima historia que nos remonta a épocas de la conquista y colonización, a las guerras de la independencia, el museo Histórico de Catamarca carece de testimonios tangibles de los años anteriores a la declaración de la autonomía.

La colección más importante que posee el Museo consiste en numerosos objetos, documentos y retratos pertenecientes a ex gobernadores catamarqueños desde el año 1821. Posee también elementos de la vida social, institucional y personal de Catamarca, entre otros numerosos y valiosos objetos.
 
Sala de gobernadores

Esta sala es la más importante de la casona, debido a su arquitectura y ornamentación. Es la sala mayor, donde se desarrollaban las largas tertulias y reuniones sociales de la familia Cubas.

El visitante no podrá dejar de admirarse ante la arquitectura señorial de la sala, con una columna central con capitel, ostentando hojas de acanto estilizadas y cabezas de león, ocho columnas falsas con capiteles de igual ornamentación, cuatro en las esquinas de la sala y cuatro en el centro de cada uno de los muros, que además tiene adosados espejos con marcos dorados.

En este recinto, el recorrido de la sala inicia frente al retrato al óleo de Dn. Nicolas Avellaneda y Tula, 1° gobernador Constitucional de Catamarca, y luego continúa en la galería de gobernadores que van desde el Pro. Pedro Alejandro Zenteno (1834) hasta don Armando Navarro (1963-1966).
 

Otras Noticias