DE LOS TRABAJADORES

Temor por el vaciamiento de NEBA

martes, 26 de noviembre de 2019 · 02:00

Los trabajadores de la ex NEBA (también ex Italka, ahora Icalorex) expresaron su preocupación por el vaciamiento del stock de la empresa, y mantienen la incertidumbre por el futuro de sus puestos de trabajo. Además, se solidarizaron con Darío Romero, el operario que ayer sufrió un grave accidente (ver página 11).

Según explicaron algunos delegados, hoy los trabajadores realizan solo tareas de mantenimiento y ayer cuando llegaron a la fábrica ubicada en El Pantanillo se encontraron con que ya no quedaba nada de stock de la producción.

"El viernes esperaron a que termine el turno y cargaron todo", explicó uno de los empleados, y mostró su preocupación, ya que lo que percibían de sueldo lo conseguían gracias a las ventas directas de la fábrica.

En este sentido, delegados de la Unión Obrera Metalúrgica explicaron que "aún estamos al aguardo de la llegada de un supuesto inversor", y lamentaron que por el momento la fábrica tiene a toda su capacidad productiva ociosa. "Están realizando solo tareas de mantenimiento, y así fue que se dio el accidente", relataron.

La semana pasada, los empleados impidieron la salida de un camión cargado de productos en reclamo por las deudas salariales, la suspensión de la cobertura de la obra social y amenazas de despidos.

En NEBA se produjeron cuatro despidos a fines de octubre, pero la empresa dio marcha atrás cuando la Dirección de Inspección Laboral dictó la conciliación obligatoria.

Según pudo conocer El Ancasti, hubo algunos compromisos de pago que la empresa logró cumplir y se está saldando parte de la deuda que mantenían en concepto de salario.

Ayer, los empleados expresaron su preocupación por la cobertura social del compañero que sufrió el accidente, pero desde el gremio comentaron que la empresa comunicó que no había inconvenientes al respecto.

Sin poder de decisión
Por otra parte, desde la UOM lamentaron que el personal jerárquico que la empresa tiene en Catamarca no responde ante los distintos planteos, y que las conversaciones se realizan con los dueños de la empresa, radicados en Buenos Aires. "Esperemos que se concreten las inversiones y que podamos tener más contacto con los futuros dueños, si los hubiera", indicó Omar Cisnero, uno de los delegados.

Otras Noticias