mónica hernández, en la primera jornada del juicio en su contra

"Quizá se pagó caro, pero era porque se necesitaba"

La ex intendenta de San José (Santa María) es acusada de 'fraude a la administración pública'.
miércoles, 12 de septiembre de 2018 · 04:00

La Cámara Penal n°3 dio inicio al juicio oral y público contra la ex intendenta de San José (Santa María), Mónica Hernández, que está acusada de cometer el delito de "fraude a la administración pública". La causa se inició luego de que la comuna a cargo de Hernández alquilara un camión para trasportar agua, sin cumplir con los trámites administrativos y pagando una suma superior a la normalmente abonada en otros casos similares ($19.800 por mes, más combustible).

Además de la ex intendenta, también iba a ser juzgado el dueño del camión que fue alquilado por el municipio de San José, Oscar Maldonado, como "co-autor". Luego de la jornada y en diálogo con la prensa, Hernández se mostró confiada en que la Justicia le dará la razón y afirmó que si pagó de más por el servicio del camión, fue porque "era necesario dar un buen servicio a la comunidad".

La ex intendenta llega a juicio luego de varias idas y vueltas que demoraron por años el proceso. Cada vez que se decidía iniciar el juicio, la defensa de la ex jefa comunal realizaba una presentación que ponía trabas al cierre de la causa. En el largo camino para llegar al juicio, debió intervenir hasta la Corte de Justicia.

El hecho por el que se la lleva a Hernández al banquillo de los acusados ocurrió en diciembre de 2007. Es decir, hace más de 10 años. 
La ex intendenta también era investigada por la Justicia por otros posibles hechos de mal pero no se conocen novedades sobre esas causas.

La primera audiencia comenzó en forma atípica, ya que el abogado de Maldonado, Víctor García, llegó tarde y el presidente del tribunal, Marcelo Soria, le impidió el ingreso. Su defendido también debió abandonar el recinto y su situación podría ser resuelta en un proceso aparte. (Ver aparte).
Después de ese episodio, se procedió con la lectura del expediente y se le ofreció a Hernández la posibilidad de que ofrezca su declaración. La ex intendenta se negó, por lo que se continuó con la declaración de los testigos.

Para la jornada había sido convocado por la Fiscalía un total de 12 personas aunque solo se presentaron cuatro, todas ellas oriundas de San José y vinculadas al municipio durante el período en que se realizó la contratación del camión. 

El representante del Ministerio Público, el fiscal subrogante Alejandro Gober, indagó a los testigos sobre distintas cuestiones. Consultó sobre el tamaño de la planta automotor del municipio, si se habían realizado otros alquileres de camiones y cuánto se pagaba por este servicio. Además, preguntó sobre los sistemas de control que hay en la comuna para estas contrataciones (ver aparte).
El tiempo que transcurrió entre el hecho y el juicio jugó en contra del proceso pues ante varias preguntas del fiscal, los testigos afirmaban no recordar los hechos.

Finalizada la ronda de testigos, el juez dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo lunes. En la ocasión, las partes darán sus alegatos y se conocerá la sentencia. 
Por el delito que se le atribuye, Hernández podría ser condenada a prisión por el plazo de tres a seis años. 

Confiada
Si bien Hernández no habló en el juicio, sí lo hizo con la prensa luego de la audiencia. "Gracias a Dios comenzó el debate después de tanto tiempo", dijo. 
La ex intendenta expresó su confianza en relación con el resultado del proceso. "Tengo mucha fe en la Justicia y espero que todo salga bien porque creemos que no hemos hecho ningún tipo de daño cuando estuvimos en el municipio. Simplemente intentamos dar solución al problema de la falta de agua potable", añadió.

Más adelante, ratificó que en su accionar "no hubo ningún delito", sin embargo reconoció que "quizá se pagó caro (el camión) pero era porque realmente se necesitaba dar un buen servicio a la población".
"Teníamos un camión para llevar agua, pero no era apto. A nadie le gusta que le den agua con herrumbre", justificó.

La intendenta dijo en su argumentación, que en el momento en que se alquiló el vehículo, "se estaba haciendo el recambio de la planta potabilizadora del municipio y por eso se hizo necesario conseguir este camión para dar agua potable a las zonas con problemas".
Finalmente, la ex intendenta consideró que no va a quedar presa, ya que para ella "se actuó de buena fe".

Problemas de memoria

El primero en declarar fue el ex secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio Guillermo Tarifa. En su relato explicó cómo era el trámite para el alquiler de camiones, que en la mayoría de los casos era mensual. No recordó cuánto se pagaba por el servicio, ni si se pagaba aparte el combustible. Desconoció si Maldonado tenía un contrato con la comuna.

El segundo en prestar testimonio fue el empleado Luis Marcial, quien fue jefe de personal. Dijo que él se encargaba de certificar el servicio que prestaban los camiones alquilados, pero afirmó no recordar de quién era el vehículo que repartía agua. El fiscal le recordó que en su primera declaración admitió que el camión era de Maldonado, cuánto se le pagaba y el tiempo que prestó servicio.

En tercer lugar declaró la ex concejal Patricia Cáceres, quien aseguró que en el tiempo que fue edil no pasó ningún proyecto sobre la contratación de un camión, aunque aclaró que en el informe de gestión del municipio se daba cuenta de las obras y contrataciones que hacía el Ejecutivo. 
Advirtió que en el período investigado se declaró la emergencia hídrica.

Finalmente, declaró un ex asesor del municipio de apellido González, quien también ofreció en alquiler sus vehículos a la comuna. Dijo que a los camiones se les pagaba por hora trabajada en base a una referencia de Vialidad provincial. Añadió que por hora se pagaban cerca de $40.