EL VALOR A PAGAR POR LAS INFRACCIONES LO DETERMINA UNA ORDENANZA MUNICIPAL

La Municipalidad de Huillapima cobra multas sobre la RN 38

Se ampara en un convenio firmado con la Dirección de Seguridad Vial y los controles los realiza la Policía en el puesto caminero de Nueva Coneta.
miércoles, 13 de junio de 2018 · 04:30

Al adjudicarse la jurisdicción del puesto caminero de Nueva Coneta sobre la ruta nacional nº38, la Municipalidad de Huillapima recauda ingresos por infracciones de tránsito advertidas por la Policía de la Provincia en el control de caminos. Además, por cualquier tipo de infracción, los vehículos son retenidos en el lugar y los infractores deben trasladarse por su cuenta hasta la Dirección de Tránsito del municipio, a más de 26 kilómetros del control, para pagar la multa y seguir viaje. Los valores de estas multas se determinan por ordenanza municipal.


Varios conductores expresaron su malestar en la Dirección de Tránsito de Huillapima, luego de ser notificados de que debían pagar en ese municipio infracciones cometidas sobre la ruta nacional nº38.

En diálogo con El Ancasti, Luis Leiva Daza, uno de los conductores afectados, comentó que fue multado por no tener licencia de conducir, cuando en realidad la creyó extraviada y la presentó luego de que le libraran el acta: "El oficial me dijo que ya no se podía anular, y me tuve que venir por mi cuenta y pagar para poder retirar la camioneta", contó.


Por su parte, otro conductor relató que había sido multado por conducir sin autorización, cuando la propietaria del vehículo iba como acompañante.


Como el de estos conductores, en la Dirección de Tránsito de Huillapima había otros cinco conductores en la espera para pagar por la multa, que a pesar de haber sido por la Policía de la Provincia y sobre una ruta nacional, tiene valores que se fijan por una ordenanza municipal y en base al precio del combustible, según explicó el director Marcelo Leiva a El Ancasti (ver aparte).


Por su parte, el comisario Julio Moya, de la Dirección de Seguridad Vial de la Policía, confirmó que desde 2012 existe entre la fuerza y el municipio "un convenio de reciprocidad en el que la Municipalidad de Huillapima, que tiene jurisdicción sobre ese tramo, faculta a la Policía en materia de tránsito para ejecutar acciones en materia de Seguridad Vial".


"Indefectiblemente, las multas se tienen que pagar en la Dirección de Tránsito de Huillapima, que es el organismo de contralor. Existen muchos planteos de los infractores, pasa igual con el secuestro de elementos. Y en muchos casos, éstos se denegaron. Nos ampara nuestro poder de policía y el hecho de que la Provincia está adherida a la ley nacional de tránsito, que en su artículo nº2 delega a las autoridades provinciales a ejecutar las acciones", explicó el comisario.


El caso recuerda a los radares ilegales que se denunciaron en las municipalidades de Capayán y Recreo, o al cobro irregular de peajes que la Municipalidad de Santa Rosa realizaba a los camiones que transitaban la ruta nacional nº64.

 

"Nos avala el convenio con Seguridad Vial"

El director de Tránsito de la Municipalidad de Huillapima, Marcelo Leiva, descartó irregularidades en las actas de infracción y explicó que la seguridad jurídica del municipio se basa en un convenio firmado con la Policía de la Provincia y en una ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante.


"El puesto caminero pertenece a la jurisdicción de Huillapima y a la vez tenemos un convenio con Seguridad Vial de la Provincia, por eso ellos libran actas de infracción para nosotros, aunque sea una ruta nacional", explicó Leiva en diálogo con El Ancasti.


En este sentido, comentó que este tipo de controles vehiculares "se hacen siempre, pero no de forma permanente". "Tenemos una ordenanza que nos habilita, que aprobó el CD y tiene los montos de las multas. Es la nº486/15", precisó, aunque aseguró que "no la tenía disponible" cuando el cronista de este diario quiso consultarla.


Sin embargo, aseguró que el monto de las infracciones se calcula en base al precio del litro de combustible. "Por ejemplo, circular sin licencia equivale a 80 litros de combustible, estamos hablando de $2.080. A eso se le hace un 40% de descuento si la persona viene a pagar de forma voluntaria, de buena manera", dijo.


Sobre este punto, explicó que existe la posibilidad de hacer un descargo para protestar la infracción, pero con eso se pierde la posibilidad del descuento y el vehículo queda retenido hasta que se resuelve ese descargo. Todos esos planteos se deben hacer en la propia Dirección de Tránsito de la Municipalidad, donde el propio funcionario es quien emite los recibos oficiales.


Por último, confirmó que en todos los casos de infracción, sin importar su índole, se retienen los vehículos. "Para la ley nacional de tránsito, cada falta implica la demora del vehículo y es lo que hacemos. Después el infractor se tiene que acercar hasta estas oficinas para pagar y liberar el auto", comentó.

Otras Noticias