no hubo sesión por las ausencias. un edil participó de un "viaje de egresados"

Otro bochorno envuelve al Concejo Deliberante de Santa Rosa

No se pudo tratar el aumento para empleados municipales, ni los pedidos de informes por obras de Elpidio Guaraz.
jueves, 08 de noviembre de 2018 · 04:04

Otro escándalo vuelve a tener como protagonista al Concejo Deliberante de Santa Rosa, donde la sesión prevista para ayer fue cancelada por la ausencia de la mayor parte de los ediles. El único concejal presente terminó haciendo una exposición en la Policía de Bañado de Ovanta y denunciando públicamente que uno de los concejales estaba “de viaje de egresados”.

En el recinto estaba previsto que se aborden varios proyectos candentes para la comunidad, entre ellos el pedido de informes sobre la ejecución de una obra de desagües pluviales, duramente cuestionada por la población; un pedido de aumento salarial de $2.000 para los empleados municipales y dos pedidos de informe sobre la ejecución de una obra de cloacas y un evento realizado a fines de octubre, sobre el que pesan serios cuestionamientos.

El concejal Mario Páez (PJ) fue el único edil que se presentó para participar de la frustrada sesión, desconociendo que sus pares Esther Guaraz (FV) y Fabián Lezana (FV) se ausentarían y que ni siquiera el resto de las autoridades del cuerpo se haría presente para registrar en acta la situación.

Páez cuestionó que la práctica ya es habitual en el Concejo santarroseño para evitar el tratamiento de temas vitales para la comunidad. “Había muchos temas para tratar sobre proyectos que había presentado por pedidos de informes y otros que ya debían tener despacho de comisión. Esta metodología la están usando ya desde hace dos meses. No se presentan en la sesión para no tratar los temas”, cuestionó.

Pero a las críticas hacia sus pares, con los que mantiene un duro enfrentamiento desde hace tiempo, se sumó el viaje de uno de los ediles. Páez cuestionó que Lezana se ausentó de la sesión para participar de un viaje de egresados de estudiantes secundarios en Carlos Paz, ajeno a sus responsabilidades legislativas.

“Al concejal Lezana no le interesa la función pública. La verdad da pena, porque la gente lo eligió para que cumpla otra función. Su etapa de adolescente o de secundaria ya pasó hace rato, tenemos otro tipo de responsabilidades al momento de ser elegidos por el pueblo”, dijo.

No es la primera vez que suceden situaciones de este tipo y tampoco que una convocatoria a sesión termina en una exposición policial.

Críticas

“Tenemos en medio del pueblo una zanja con unos bloques adentro y tampoco tenemos respuesta”, dijo y reiteró el pedido de informes al municipio de Bañado de Ovanta, que dirige Elpidio Guaraz, sobre la obra de desagües pluviales que no prosperó.
“Tenemos los empleados municipales peor pagos en la provincia. Guaraz no utiliza ni el 50% de la coparticipación para el pago de sueldos. No se aumentan los sueldos porque Guaraz no quiere y los concejales hacen lo que él les dice”, lanzó, remarcando que los trabajadores municipales están muy por debajo del mínimo vital y móvil, ya que cobran aproximadamente $7.000.
También cuestionó que el municipio no realizó el pago de la cláusula gatillo, que estaba acordado por el Gobierno provincial, para paliar la situación económica.

Los cruces en el Concejo vienen desde hace tiempo y uno de los enfrentamientos más recientes estuvo dado por el pedido de informes sobre la posible incompatibilidad de funciones de Luciano Rojas, que en Bañado de Ovanta es juez de Faltas, mientras se desempeña como fiscal municipal en Andalgalá.

Ese cuestionamiento ni siquiera logró pasar a comisión para su tratamiento y fue archivado.

Páez admitió que también se pretendía en sesión solicitar que el intendente Guaraz dé explicaciones sobre las consecuencias de no haber firmado el Pacto Fiscal, que ya en primera instancia dejó afuera al municipio del reparto de fondos provenientes de la compensación.

Enojo por la destrucción de la obra de desagües

La obra de desagües pluviales que se ejecuta en Bañado de Ovanta se encuentra en el centro de las críticas no solo en ámbitos del Concejo Deliberante, sino también en la comunidad.

Las intensas precipitaciones registradas en el Este, que causaron serios destrozos en varias poblaciones repercutieron directamente en la obra que se ejecuta en Bañado de Ovanta, inutilizándola. El concejal Páez dijo que la obra fue ejecutada con bloques cuando no son las características del material que requiere una obra de esta envergadura.

La situación desencadenó un pedido de informes, a través del cual se solicitó conocer quién es el responsable de la obra, el grado de avance y los fondos destinados.

Pese al planteo, la iniciativa no prosperó y el municipio de Elpidio Guaraz no informó en absoluto de la obra. Mientras, la población, a través de las redes sociales, expuso su enojo por las condiciones en las que quedó la obra aún sin inaugurar, que pretendía dar una solución a las inundaciones que vienen sufriendo al menos dos barrios y otras tantas viviendas de la localidad.