Advierten que se perjudicaría al sector

Olivícolas en alerta por el acuerdo con la Unión Europea

Preocupación por la posible reducción de aranceles de ingreso del aceite de oliva de la Unión Europea.
jueves, 25 de enero de 2018 · 04:09

El sector olivícola nacional está en estado de alerta y preocupación por las consecuencias del Tratado de Libre Comercio entre Mercosur y la Unión Europea, ante la posibilidad de reducir los aranceles de ingreso de aceite de oliva, medida que perjudicaría al sector. 

La Federación Olivícola Argentina (FOA), junto a sus Cámaras y Asociaciones de cada provincia productora, elevaron su planteo a  las autoridades provinciales y nacionales a los efectos de solicitar la exclusión del aceite de oliva de la negociación Unión Europea (UE)-Mercosur por considerarlo un producto sensible. En Catamarca, adhiere a la posición expresada en el documento la Asociación Olivícola de Catamarca (ASOLCAT). 

“Motiva nuestra preocupación y toma de posición, el conocimiento que el Aceite de oliva virgen extra, va a ser incluido en la lista de productos desgravados dentro del acuerdo UE-Mercosur, como contrapartida a la aceptación por parte la UE de la totalidad de los productos exportables ofrecidos por el Mercosur en la última reunión de negociación en diciembre del 2017”, explicó la Federación a través de un comunicado .

Más adelante, relata que la posición de la FOA ya fue expuesta ante las autoridades del Ministerio de Agroindustria de la Nación en una reunión del pasado 15 de enero y contó con la presencia de los representantes argentinos en la negociación, la Secretaría de Mercados Agroindustriales y la Secretaría de Alimentos y Bebidas.” En aquel momento, manifestamos nuestra imposibilidad de competir abiertamente con los aceites de oliva elaborados en las UE dadas las asimetrías que generan los numerosos subsidios, tanto en cantidad como en magnitud, que en dicha región se aplican a la cadena olivícola”, fundamentan.

Los olivícolas señalan que la consecuencia directa de la medida será  la desaparición de  la industria olivícola nacional, con el efecto directo de pérdida, no solo de actividad industrial, sino de miles de puestos de empleo. Además, sostiene que se afectará a su vez a muchas industrias proveedoras de bienes y servicios al sector, lo que tendrá implicancias socioeconómicas en todas las provincias productoras del oeste argentino.
El comunicado lleva la firma de Juan Clusellas, presidente de la Federación Olivícola  Argentina y adhieren las Cámaras de varias provincias. 

Además, solicitaron la intervención inmediata y directa de los  Gobernadores de las provincias productoras ante las autoridades nacionales.

A fines del año pasado, el sector había expresado su preocupación por el incremento de las tarifas.   En ese momento, advirtió que el aumento "conducirá lisa y llanamente a la desaparición de la actividad, rubro principal en agroindustria para las provincias de Catamarca y La Rioja, y segunda en importancia para Mendoza y San Juan, además del importante aporte que significan para Buenos Aires, Córdoba y otros estados provinciales donde la misma se encuentra en incipiente desarrollo". 
El planteo fue para que se establezca un régimen diferencial para las industrias electro-intensivas. 

Planteo ante legisladores nacionales 

La FOA elevó también el pedido a los legisladores nacionales en los  que plantea las objeciones a las negociaciones por el tratado de libre comercio con la Unión Europea.

En uno de los puntos plantea que "el aceite fraccionado ya ha perdido su inserción en los mercados internacionales, por un tema de costos internos. Si se permitiera el ingreso a menores aranceles de los actuales al Mercosur, se terminaría de destruir lo que queda de las exportaciones a Brasil y también comprometería seriamente el fraccionado en el mercado local".

También advierten que la UE está ofreciendo bajar los aranceles de ingreso de los aceites argentinos, "cuando en la práctica nadie los paga, ya que todo el aceite ingresa a UE como importación temporaria y luego se envasa como europeo, con lo cual cualquier oferta que nos hagan no mejorará nuestras exportaciones ni de granel, ni de fraccionado", manifiestan.