jueves 20 de junio de 2024
Los ánimos estuvieron muy caldeados

Bochornosa pulseada política por la sucesión de Córdoba

Rodolfo Santillán quedó al frente del municipio de Ancasti. El martes se reunirá con el ministro Gustavo Saadi en Casa de Gobierno.

Por Redacción El Ancasti

Alas 21, luego de más de 5 horas de tensión, comenzó a descomprimirse el encontronazo que protagonizaron oficialistas y opositores en medio de una controvertida sucesión del intendente de Ancasti, recientemente fallecido, Antonio Córdoba.

Luego de una jornada por demás álgida, que incluyó la toma del Concejo Deliberante y que la comisaría de Ancasti quedara rodeada por militantes políticos y pobladores del lugar, se acordó que el presidente del CD, Rodolfo Santillán (FCS), quedara a cargo de la Intendencia hasta que se produzca la sesión especial de la que participarán Montani (FCS) y Roberto Arroyo (FV) para elegir al jefe comunal que quedará al frente de la jefatura municipal hasta que asuma el intendente que resulte electo para concluir con los dos años de gestión que le quedaban por completar a Córdoba.

“Brizuela del Moral y Acuña son responsables por el derroche”
Arroyo, actual vicepresidente del cuerpo, quedó a cargo del Concejo Deliberante.
Los ediles acordaron reunirse el próximo martes con el ministro de Gobierno y Justicia, Gustavo Saadi, para establecer la fecha en la que se realizará la sesión especial.

Sin sesión

El disparador del escándalo fue la sesión especial convocada por Santillán, en su rol de presidente del Concejo Deliberante, para ayer a las 18. A menos de un día de la sepultura de Córdoba, la oposición decidió resolver en el CD la sucesión provisoria.

Entre los argumentos, señalaron que la Municipalidad de Ancasti se encontraba acéfala desde hacía varios días porque Córdoba, cuando emprendió su finalmente trágico viaje de pesca al río Dulce en Santiago del Estero, no había dejado a Santillán a cargo de la Intendencia, tal como lo prevé la normativa referida a la institucionalidad. Y que, por esa razón, debía resolverse con premura la sucesión.

Pero el apuro de la oposición le jugó una mala pasada porque los actuales funcionarios de la comuna ancasteña y militantes del peronismo –en su gran mayoría- tomaron el predio del Concejo Deliberante desde las16, por lo que fue imposible para los concejales ingresar al lugar. Señalaban que el pueblo estaba de duelo y que por este motivo no podía realizarse ningún acto administrativo.

De ahí que los concejales y diputados del Frente Cívico y Social (FCS) debieron refugiarse en la comisaría de Ancasti en medio de insultos y agresiones de diversa índole.

Trascendió que el Gobierno pretendería que se convoque a elecciones en poco tiempo. Es decir, el acto electoral no pasaría a octubre, sino que se produciría dentro de los próximos 60 días.

Incidente

Cuando Rodolfo Santillán quiso emitir su discurso a los pobladores que estaban afuera de la comisaría, fue agredido con piedras, huevos y una botella de vidrio. También fue destinatario de diversos insultos.

Arroyo

Poco antes de las 22, el concejal Arroyo salió de la comisaría para dirigir un discurso a los dirigentes y militantes del oficialismo. Dijo que ya se había llegado a un acuerdo para que Santillán quede al frente del municipio de forma provisoria. También pidió a los vecinos de Ancasti que se queden tranquilos porque ya había un acuerdo político. "Nosotros vamos a trabajar por la memoria del "Gato" Córdoba y vamos a volver a ganar las elecciones en los próximos 60 días", afirmó Arroyo.

También los diputados Jorge Moreno y Augusto Barros (FV), en sus discursos, solicitaron que se respete el acuerdo arribado en consenso con la oposición.   

Seguí leyendo

Te Puede Interesar