fue durante la conmemoración por el día de la memoria, la verdad y la justicia

El conflicto político de Tinogasta, expuesto en un acto institucional

El jefe comunal sigue desconociendo a María Eugenia Tale como nueva presidenta del Concejo Deliberante. El diferendo terminaría en la Justicia.
miércoles, 25 de marzo de 2015 · 04:00
El intendente de Tinogasta, Hugo Ávila, aprovechó el acto por la Memoria, la Verdad y la Justicia desarrollado en esa ciudad para profundizar la crisis política que atraviesa la comuna del Oeste a partir de que el Ejecutivo Municipal se niega a reconocer lo resuelto por el Concejo Deliberante, que eligió a María Eugenia Tale como nueva presidenta del cuerpo deliberativo. Pero Ávila persiste con su postura de desconocer los cambios y solo reconoce al edil Jorge Castro como presidente del CD, función en la que venía desempeñándose hasta que fue reemplazado por Tale.

"Hay que dejar de llevarse por adelante las Constituciones, las Cartas Orgánicas y escuchar la voluntad del pueblo. Ojalá que nosotros sepamos todos los días hacer este ejercicio de la memoria y la justicia y no nos olvidemos de los 30 mil compañeros que han desaparecido y lo que nos han enseñado nuestros padres. Cumplamos con ese mandato que nos da la moral y la conciencia cívica. La política sigue siendo la herramienta de cambio social y no hay que apartarse de este camino", manifestó ayer al mediodía Ávila durante el acto por el día de la Memoria, donde terminó levantando una tribuna política para exponer sus diferencias intestinas. Y lo hizo acompañado del concejal Castro, a quien le daba la envergadura de presidente del CD. 

El jefe comunal anticipó que recurrirá a la Corte de Justicia para que dirima el conflicto. (Ver aparte).
"No debemos permitir las violaciones constitucionales como la que se quiere instalar en Tinogasta en el Concejo Deliberante. Esos golpismos institucionales también hay que condenarlos", enfatizó.

A su vez, en un tiro por elevación, le dedicó un párrafo aparte al intendente de Fiambalá, Amado David Quintar. "En Catamarca hubo gobernadores e intendentes de la dictadura militar; y lamentablemente hay intendentes que todavía ocupan cargos de importancia en democracia y son presidentes de algunos partidos, y no debería ser así, porque con la Constitución de 1988 se especifica que existe un claro impedimento. Pero esa (norma constitucional) lamentablemente fue violada. Esos son los riesgos cuando se violan las Constituciones y las Cartas Orgánicas, se instalan modelos destituyentes desde lo institucional y se les permite a personajes que han sido parte, cómplices y beneficiarios directos, el poder disfrutar de la democracia", disparó Ávila. 

El jefe comunal estuvo acompañado, además de Castro, por el titular de OSEP, Julio Cabur, el edil Francisco Espinosa y la diputada Selba Segura, entre otros.
 
Recurrirían a la Corte
 
El intendente Ávila anticipó ayer que realizará una presentación ante la Corte de Justicia de la Provincia para que dirima sobre la eventual existencia de un conflicto de poderes entre el Ejecutivo Municipal y el Concejo Deliberante. Es que para Ávila, el presidente del CD es Jorge Castro y para el cuerpo deliberativo, María Eugenia Tale, recientemente elegida.

El jefe comunal sostiene que se habrían violado los artículos 106 y 107 de la Carta Orgánica Municipal, que establece que solo se puede elegir autoridades una vez por año.

De hecho, días pasados, Tale debería haber quedado al frente de la comuna ante la ausencia del intendente Ávila. Pero la máxima autoridad del CD no habría sido informada sobre la suplencia provisoria.
Tale había sido denunciada por Ávila por el supuesto ejercicio de su profesión de abogada contra el Municipio. Pidió el inicio de un juicio político contra la edil, el cual no prosperó.
Ávila también responsabilizó al vicegobernador Dalmacio Mera como promotor del conflicto en el CD. 
Más de

Otras Noticias