martes 24 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Viernes a la madrugada

Una patota le destrozó un ojo a la salida de un boliche

El hombre de aproximadamente 23 años está internado y perdió la vista de un ojo. Continúa delicado.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El viernes a la madrugada, Mauro Salas, de 23 años, fue atacado por una patota a la salida de un boliche en el Alto Fariñango y por la gravedad de las lesiones sufridas perdió la vista de un ojo y quedó internado en estado delicado.

En diálogo con El Ancasti, un familiar explicó que ayer debió ser internado en el Hospital San Juan Bautista e intervenido quirúrgicamente, al tiempo que su madre concurría a una sede judicial a radicar la denuncia penal correspondiente.

La presentación fue girada primeramente a la fiscalía de instrucción que estuvo de turno la semana pasada, a cargo de Antonella Kranevitter, quien ordenó el secuestro de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad instaladas en la zona, sean públicas o privadas, y la recepción de testimonios, entre otras medidas.

El hombre contó que el jueves a la noche el joven se reunió con amigos y juntos fueron al boliche Clown. Al salir el muchacho fue atacado por una patota integrada por mujeres y hombres. "Da mucha bronca lo que sucedió porque, por lo que se ve, una chica joven le dio con una piedra o una botella en la cabeza y lo dejó inconsciente tirado en el piso y después todos se fueron corriendo", explicó. Consternado, hizo hincapié en que "todo quedó registrado en un video donde se ve claramente cómo sucedió" y que grabaron otras personas que salían del local bailable.

"Hombres y mujeres salieron corriendo a tomar un remís por la misma vereda donde había sido el ataque y se ve que le pegaron otros jóvenes en la cabeza", manifestó.

Consideró que es una "barbaridad lo que ha pasado" y destacó que "no es la primera vez que a la salida de un boliche o en esa zona se producen estos hechos tremendos. Porque no es que le dieron una cachetada o una trompada: le pegaron con un elementos y le destrozaron un ojo", finalizó.

Agresión a la salida de los boliches, en el Fariñango

Sin control

Como dijo el familiar de Mauro Salas, no es la primera vez que a la salida de los boliches del Alto Fariñango se producen hechos de violencia en los cuales patotas atacan a sus víctimas y les causan heridas, que en varias oportunidades les terminaron generando incapacidades o graves secuelas de por vida.

Es el caso de Zacarías y Jonathan Heredia, quienes la madrugada del 16 de octubre en la esquina de avenidas Belgrano y Alem fueron atacados por dos adolescentes y tres adultos. Zacarías espera ser intervenido de un ojo porque sufrió reducción parcial de la vista. También será operado del tabique nasal, que por los golpes recibidos sufrió fracturas. Jonathan espera una prótesis de titanio que deberán colocarle en el cráneo.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
encontraron mas de 40 rastros en la casa de raymundo barrionuevo

Te Puede Interesar