lunes 12 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicio por el caso Pachao

Quevedo: "Si veo a alguien sufrir, es obvio que lo voy a atender"

Declaró Ramón Quevedo, quien era jefe de turno el día en que Diego Pachao estuvo arrestado en la Comisaría Séptima.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de agosto de 2022 - 00:10

"Si veo a alguien sufrir obvio que lo voy a atender. Es imposible que me acusen de haber visto a alguien sufriendo y no asistirlo", manifestó Ramón Quevedo, uno de los seis policías imputados que llegó a juicio y que ayer declaró al comienzo de la octava jornada.

Quevedo expuso durante casi dos horas y es el único de los seis policías que está imputado solamente por "incumplimiento de los deberes de funcionario público". El subcomisario, que era jefe de turno en la Comisaría Séptima el 11 de marzo de 2012, señaló que la seccional está ubicada en una jurisdicción "muy complicada". Añadió que el personal policial era escaso.

Según la acusación, Quevedo habría "omitido dolosamente dar aviso a personal médico" y tenía la "obligación de controlar el normal desenvolvimiento de la comisaría y el estado de los arrestados". El acusado manifestó que la Ley del Personal Policial no asigna funciones según el cargo y la jerarquía. "Hasta el día de hoy no sé qué artículo incumplí para poder defenderme”, señaló en función a un reglamento interno de la Policía en el que sostiene que deben ocuparse de los detenidos sin detallar quién se ocupa de la custodia de las personas arrestadas, como fue el caso de Pachao.

"Estoy siendo injustamente traído a derecho a proceso. Ningún funcionario judicial puede hacer un agregado a la norma", detalló. El interrogatorio de los fiscales Daniela Barrionuevo y Hugo Costilla giró en torno a conocer cómo era el funcionamiento en la comisaría y el rol que le correspondía a Quevedo como jefe de turno. El imputado manifestó que la función no está reglamentada y que no debía tener una presencia permanente en la comisaría. Aclaró que quienes tenían a cargo la seguridad de la comisaría eran el jefe de guardia y el oficial de servicio.

Manifestó que ese 11 de marzo había estado en el operativo de seguridad en el Estadio Bicentenario por un partido de fútbol y que al finalizar pasó por la Comisaría Séptima para finalmente dirigirse a su casa. Dijo que no vio a Diego Pachao. Comentó que no entró a los calabozos porque no es su función.

Finalmente declaró un sargento retirado de apellido Moya, quien era el chofer del móvil en el que fueron trasladados Pachao y González tras haber sido arrestados en la calle.

Inspección ocular

El presidente del Tribunal, Silvio Martoccia, anunció al término de la audiencia que hoy desde las 9 se hará la inspección ocular en la Comisaría Séptima.

Controversia por un testigo

El Tribunal deberá resolver hoy un incidente que se suscitó ayer cuando la querella pidió que sean citados a declarar dos policías de apellido Bayón y Vizcarra, quienes habían sido mencionados durante la etapa de investigación pero no llegaron a ser imputados en la causa. En el juicio, ambos fueron nombrados por la querella y sus nombres no habrían quedado registrados en los libros de guardia.

La Fiscalía no acompañó el pedido ya que sostuvo que ambos podrían ser investigados por la presunta comisión de un delito. Víctor García, defensor de Claudio Nieva, criticó la postura de la Fiscalía ya que mencionó que a Vizcarra lo habían señalado en una rueda de reconocimiento efectuada en el 2014 cuando la causa estaba en la Fiscalía de Instrucción N° 7. “Hoy no se puede suplir algo que no se hizo y se debió haber hecho. No podemos suplir las falencias de la instrucción en esta etapa", cuestionó.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
volco una camioneta en tinogasta

Te Puede Interesar