lunes 1 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tiene 19 años

Fue víctima de una entradera violenta y tiene muerte cerebral

María Agustina Fernández estaba en la casa de un amigo cuando un grupo de delincuentes ingresaron a robar y la atacaron brutalmente.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de julio de 2022 - 08:29

La directora del hospital de Cipolletti confirmó que María Agustina Fernández tiene muerte cerebral. La joven estudiante de medicina fue brutalmente atacada en ocasión de robo cuando un grupo de delincuentes ingresó a la casa de su amigo.

De acuerdo al último parte médico, la joven de 22 años no presentaba mejoras, seguía con actividad cardíaca y respirando solo asistida por un respirador. En este contexto, le realizaron una serie de estudios pero no respondió a estímulos.

Cómo fue el ataque

Según trascendió, la joven se encontraba en la de un vecino con el que se había juntado a comer. En un momento, el chico salió de la vivienda para ir a comprar empanadas y en el transcurso de esos minutos ingresaron los delincuentes.

Cuando, el muchacho regresó a su casa con la comida encontró a Agustina tirada en el suelo, con un corte profundo en la cabeza y varias heridas en las manos. Lo único que se habían llevado eran dos teléfonos celulares y una suma cercana a los 1000 dólares.

Durante todo el domingo las autoridades trabajaron en el lugar en busca de rastros que los acercara al autor o los autores de la agresión. Sin embargo, hasta el momento no hay ningún detenido.

Agustina estaba en Cipolletti estudiando

Los papás de la joven habían hecho un gran esfuerzo para que ella pudiera ir a estudiar a Río Negro. Fue a mediados de febrero de este año cuando visitaron la ciudad de Cipolletti en familia para buscarle un departamento.

El primero de marzo, Agustina se mudó para comenzar el año lectivo en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCo. “Se estaba acomodando, le estaba yendo bien y estaba haciendo amigos. Vino acá con toda la esperanza y nosotros no la vamos a perder a ella”, expresó su mamá, antes de que se confirmara lo peor.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar