lunes 28 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Disconformidad de la víctima

Estudiante de medicina agredida: reclaman que se incluya el agravante de "violencia de género"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La joven estudiante de medicina que fue agredida por un compañero de estudio y trabajo en septiembre del año pasado, y su abogado, expresaron su disconformidad por la imputación que la fiscal Yésica Miranda le realizó al acusado debido a que "no se contempló el agravante de violencia de género".

"Amenazas agravadas por el uso de arma y lesiones graves en concurso real en calidad de autor" es la acusación formal que la fiscal realizó y que molestó a la víctima y a su abogado, Daniel Depretti, quien remarcó que "todos los días estamos viendo a mujeres luchar por sus derechos, marchas en las calles de la Capital, en toda la provincia, con respecto a violencia de género. Yo creo que en un hecho tan particular como este que se haya omitido el agravante de 'violencia de género'. Es más, desde mi punto de vista acá hay un intento de homicidio".

4b95e948-fc56-4d7e-98af-49985cb18e9d.jpg

El abogado recordó como había sido el hecho y relató que la víctima y el imputado, un hombre de apellido Castro, se encontraban en el domicilio de ella cuándo habrían comenzado a discutir y "fue ahí que el la golpeó y luego la atacó con un cuchillo". Según el relato, Castro primero le propinó golpes de puño y cuándo la víctima trató de escaparse, la tiro al suelo, tomó un cuchillo de la mesa y en el forcejeó le realizó un corte en su mano que la incapacitó.

935b4f50-5da0-424c-bb76-76f400884489.jpg

La joven relató que este hecho le cambió la vida por completo. "No puedo mover bien mi mano y tuve que dejar mi carrera. Además no sé si voy a poder seguir trabajando (es enfermera), me dijeron que me van a probar a ver si puedo atender paciente y si no me darán tareas pasivas. Intente buscar otros trabajos y lo poco que logre hacer lo usé para pagar el psicólogo. Esto me cambió la vida, me sacó todo hasta mi alegría".

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
el interno apunalado en el penal no quiso denunciar a los agresores

Te Puede Interesar