miércoles 1 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicio por Báez Sosa

Declaró la Seguridad de Le Brique: "Thomsen estaba totalmente sacado"

Fabián Ávila, exseguridad del local Le Brique, contó cómo retiró a Fernando Báez Sosa en los momentos previos al crimen.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Este miércoles se llevó adelante una nueva ronda de testigos en la tercera jornada de audiencias del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa en enero de 2020, por el cual hay ocho rugbiers imputados. Quienes sumaron sus testimonios fueron los encargados de la seguridad del local bailable Le Brique, frente al cual ocurrió el homicidio.

Quizás el de mayor impacto para la causa fue el de Fabián Maximiliano Ávila, quien sacó a Fernando del boliche luego de la presunta pelea que se originó en su interior entre la víctima fatal y los acusados.

“Cuando vi que se empezaron a pelear en el medio de la pista, yo bajé, pasé entre medio de la gente y justo vi a Fernando y a uno de los chicos. Yo agarré a uno de los ‘rugby’, no sé quién era, uno de pantalón corto. En ese momento, Fernando, que tenía la camisa rota, le pegó una piña en el estómago al que yo sostenía. Nos caemos los dos para atrás, y ahí me levanto y lo agarro a Fernando y le digo que me acompañe afuera”, relató el testigo.

Y siguió, al tiempo que señalaba el video donde se veía cómo retiraban a los imputados del boliche: “La otra persona quedó en la pista y la sacaron mis compañeros. No sé de quién se trataba. Si tuviera que describirlo diría: pelo castaño larguito, pantalón corto y camisa. Creo que lo sacaron Alejandro Muñoz (otro de los testigos de la jornada) y otro más, que no me acuerdo el apellido”.

Hugo Tomei, defensor de los rugbiers, le pidió a Ávila que identifique a quién le pegó Fernando en el boliche. “A (Máximo) Thomsen. Como yo lo sostenía, nos caímos los dos porque me tropecé con un escalón”, dijo.

Ávila aclaró que Fernando Báez Sosa no se resistió a ser retirado e incluso le dijo que lo haría por sus propios medios. Se lo dejó al portero y el mismo joven pidió salir solo. "Estaba muy tranquilo", describió el patovica.

juicio baez sosa 4 de enero 2023.webp

Thomsen “estaba totalmente sacado”

De forma remota sumó su declaración otro de los empleados de Le Brique, Cristian Ignacio Gómez, quien complicó a Matías Benicelli y a Máximo Thomsen. Explicó que el momento del incidente fue cuando “se armó un pogo”, mientras en el establecimiento estaba tocando un artista (Nea Pistea).

“Con mis compañeros trabajamos en equipo. En un momento veo que uno deja su lugar para separar a un grupo y se baja de la tarima para separar. Entiendo que estaba separando a Thomsen de Fernando Báez Sosa. Mi visión es lejos, es de noche”, describió el testigo.

Y recordó: “Cuando llego, la pelea estaba iniciada. Termino calmando y reduciendo a Matías Benicelli, que agredía a todo aquel que identificara como rival o de otro grupo. Yo lo saqué de Le Brique. Reduciéndolo con los brazos en la espalda”.

Luego, continuó: “En ese momento, escuché que alguien me dice: ‘A él no lo sacás’. Me miraba con cara de loco, sacado, agresivo. Resultó ser Thomsen”.

Tomei le pide que defina a qué se refería con “loco, sacado, agresivo” que le adjudicó a Máximo Thomsen. “Puede ser el alcohol que tomaron dentro. Lo que si entiendo es que estaba totalmente sacado ”, cerró el testigo y se fue de la sala.

"Nunca vi nada igual, era saña"

Previamente había declarado el jefe de seguridad de "Le Brique", Alejandro "Chiqui" Muñoz, quien fue contundente: "Nunca vi nada igual, era saña", relató, con voz entrecortada.

En su testimonio sostuvo también que "uno con rodete", en referencia presuntamente a Matías Benicelli, "le pegó una patada en la cabeza" a Fernando "y ahí no se levantó nunca más".

Además, este testigo dijo que cuando el joven quedó tirado en el suelo, "le siguieron pegando, se turnaban".

A su vez, señaló que, previamente, Máximo Thomsen, "se peleó con Fernando adentro" del local, y que al tratar de sujetar y expulsar al rugbier del boliche, el joven hizo "tanta fuerza" que tuvo que pedir ayuda a un compañero del equipo de seguridad, pese a sus 2.03 metros de estatura y sus 150 kilogramos.

Luego contó que, una vez afuera, "ocho o nueve" agresores fueron hacia el lugar en el que se encontraba el estudiante de derecho, "todos corriendo", y que lo golpearon "a patadas".

Según precisó, cuando se retiraban del lugar del ataque, los imputados decían: "Vámonos que viene la policía".

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
escalofriantes fotos de amenazas por parte de un policia a su pareja

Te Puede Interesar