domingo 22 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
"Me dijeron que me lo iban a entregar en un cajón"

Crimen narco en Santiago del Estero

Mataron a sangre fría a un sujeto por supuestas deudas por drogas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

SANTIAGO DEL ESTERO - Un asesinato a sangre fría conmociona la ciudad de La Banda. El brutal crimen se registró en horas de la siesta de ayer, cuando Héctor José Ruiz, apodado "Gringuito", recibió un disparo en la cabeza en el barrio La Isla.

El caso salió a la luz cuando personal de la Comisaría 15 recibió un llamado telefónico que indicaba que sobre Calle Pública casi intersección con la Costanera Norte había una persona con una lesión, aparentemente sin vida.

Inmediatamente los efectivos arribaron al lugar y hallaron a Ruiz –de 28 años, con domicilio en el barrio El Tuscal– en el suelo, por lo que rápidamente solicitaron una ambulancia que más tarde lo trasladó al Centro Integral de Salud Banda.

Al llegar al centro asistencial la víctima sufrió un ataque cardíaco y falleció. Allí se inició una investigación para determinar las causas por las que se produjo el sangriento asesinato, por lo que personal de la División Homicidios y Delitos Complejos Banda también se sumó a las averiguaciones.

Si bien todo es materia de investigación por parte de los uniformados, tras el asesinato la policía arribó a una casa ubicada en calle Mailín s/n del barrio Avenida, en busca de Sergio Ledesma, de 43 años.

Según se supo, Ledesma es un sereno que días atrás había amenazado de muerte a Ruiz, a quien había acusado de ingresar a su casa y robar bienes. Por orden del juez de Control y Garantías, Dr. Carlos Ordóñez Ducca, allanaron la vivienda, pero no lo encontraron.

Más tarde los efectivos se trasladaron al barrio Mama Antula, donde cumplía servicios, y allí fue apresado. Además se secuestró una motocicleta que tenía en su poder. Según revelaron fuentes consultadas, se le realizaron pruebas de rodizonato para determinar si tendría restos de pólvora.

Además de la vivienda del acusado se secuestró una tumbera de dos piezas en forma de T de 46 centímetros por 12, de 0,25 de diámetro con una punta metálica, envuelta con una goma de color negra y un cartucho de color rojo calibre 12.

Tales evidencias serán analizadas por los peritos y cotejadas con vaina servida –también calibre 12 marca CBC– con manchas de sangre que fue secuestrada en el CISB que se encontraba agarrado en la cabeza de la víctima.

Hasta entonces los uniformados tenían un principal sospechoso, pero todo cambió horas más tarde cuando su madre brindó declaración ante la policía que tomó otro rumbo en la investigación y los sospechosos eran buscados.

El cadáver de la víctima fue trasladado a la morgue judicial para ser examinado por el médico forense y establecer las causas de la muerte.

Seis denuncias en pocas horas

Según revelaron las fuentes consultadas que están abocadas a la investigación, en las últimas horas dependencias de la policía habrían recibido seis denuncias en contra de Ruiz, todas ellas por hurto o robo. Al parecer la víctima era conocida en su barrio y en otros aledaños por los ilícitos que cometía. Las víctimas lo sindicaban como el supuesto autor de entrar a sus propiedades y apoderarse de bienes, los cuales después los vendía para comprar sustancias tóxicas.

Su madre contó que debía plata por drogas

Tras el trágico asesinato, los efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos Banda comenzaron a reconstruir las últimas horas de la víctima por lo que se entrevistaron con su madre, Carmen Ruiz.

Según se supo, la mujer, que fue trasladada a la base de la mencionada dependencia, contó que varias personas habían amenazado con matar a su hijo. Uno de ellos le había asegurado que se lo iba a "entregar en un cajón".

La mujer expresó que se encontraba en su casa con su nuera y sus nietos cuando un sobrino llegó y contó que su hijo estaba tirado en el piso con un disparo en la cabeza. Cuando ella llegó al lugar la víctima estaba siendo asistida por personal del Sease.

Ante los interrogantes de los efectivos la mujer contó que el día lunes 9, "Burra" Ledesma, el detenido, se presentó en su casa buscando a la víctima y cuando ella le dijo que no estaba, el sujeto le aseguró que cuando lo viera lo mataría, ya que había entrado a robar en su casa.

El día domingo 15 también se presentó en su casa un joven apodado "Caramanchada", quien también le preguntó por su hijo. Cuando ella le contestó que no estaba allí, éste le manifestó que tenía que pagarle la plata que le debía por droga.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
un fallecido en siniestro vial

Te Puede Interesar