martes 16 de julio de 2024
Fiscal General Milagro Vega

Las fallas de la Justicia: "Existe un problema de organización"

En una entrevista con Multimedios Ancasti, la Fiscal General habló de falta de recursos tecnológicos y de un sistema "artesanal".

Por Redacción El Ancasti

"Debajo de cada caso penal hay un conflicto humano, y esto para destrabarlo hay que tener herramientas, hay que tener organización, hay que tener tecnología. Yo creo que es un trípode, necesitamos la infraestructura, la capacitación y las normas" puntualizó la fiscal general Milagro Vega al identificar la problemática del sistema judicial en el que trabajan los 9 fiscales de instrucción penal. 

Vega realizó declaraciones en el programa "Siete y Medio" de Multimedios Ancasti al abordar la temática: "Femicidios - Las fallas del sistema - Indefensión y muerte". La Jfuncionaria habló sobre el trabajo del Ministerio Público Fiscal y resaltó el sistema "artesanal" y arcaico con el que trabajan. 

Señaló la falta de organización como uno de los pilares del problema en el contexto de denuncias por violencia de género, baja celeridad en algunas causas y seguimiento de los casos que han generado decenas de manifestaciones al frente mismo del edificio en donde funcionan las fiscalías penales.

Sobre el mismo tema, fue autocrítica y señaló que "el reproche que puedo tener es que no coordinamos acciones para todos juntos solucionar esto, porque esto no es solo un problema del Ministerio Público Fiscal". 
"Nosotros tenemos una parte de la investigación (la denuncia) que nace generalmente en las Unidades Judiciales. Yo particularmente no estoy de acuerdo en cómo están organizadas las Unidades Judiciales, por lo menos en estos temas. Detecto una demora importante", añadió.

En ese sentido señaló que se torna "difícil el control porque no tengo las herramientas para hacerlo. Yo no puedo andar expediente por expediente y decir cuál es el criterio de selección para buscar una causa, no lo tengo. Entonces, el criterio de selección son justamente estos disparadores: que la gente venga y se queje, que salga una nota en el diario y diga que hay tantas denuncias, porque no tengo forma, no tengo un sistema informático", puntualizó Vega.
Señaló que en 2017, al encontrarse a cargo de la Procuración General, sacó un instructivo en donde instrumentó pautas para la conexidad de los procesos y para centralizar la investigación de un conflicto penal. "Esto era uno de los primeros problemas que se detectó. Es decir, no es lo mismo que un fiscal tenga una amenaza y a la semana tenga otras amenazas y otro tenga una lesión. La idea es que tengamos todo junto".

"Ahí puse algunas pautas, entre ellas, y algo muy artesanal, solicité textualmente que los señores delegados (de las Unidades Judiciales), hasta tanto cuenten con las herramientas técnicas adecuadas al momento de recepcionar la denuncia, soliciten información al compareciente si realizó denuncias anteriores", explicó. Sobre la medida dijo que a cuatro años de imponerse advirtió un incumplimiento del instructivo.

Mientras, al referirse a las Unidades Judiciales, manifestó que la “Corte maneja esto. Yo puedo dar instrucciones a la Policía Judicial, si instrucciones con respecto a políticas a seguir, pero a ese control, si cumplen o no, no estoy autorizad; ahí ya se me escapa algo", advirtió. Y con respecto a lo mismo dijo: "A veces tengo la sensación de que, si hay 200 hombres en la Policía Judicial, el fiscal trabaja para 200 hombres, no 200 hombres para el fiscal. Porque si yo le tengo que controlar la firma, el sello y demás ahí hay un problema de control y de organización", reclamó Vega.

Finalmente, al reflexionar sobre su accionar, confesó que todo "cuesta mucho. Hay cargos como el mío que no son para construir simpatías; a nadie le gusta que lo controlen y aunque yo lo controle bien, la exigencia no gusta, entonces voy a construir lo que me terminé bancando". Y pese a eso dijo: “No voy a negociar mis niveles de exigencia, pero esa exigencia, en el tono que lo diga, molesta siempre. Entonces yo, por ejemplo, en algunos aspectos me he sentido huérfana de los apoyos pero no me he sentido responsable para nada; todo lo que he podido hacer desde este lugar muy silenciosamente lo hice". Y finalizó indicando: "Insisto, hay que sentarse, barajar y dar de nuevo".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar