En villa ballester

Un cocinero de 24 años murió desangrado por una puñalada

Regresaba a su casa, que compartía con una amiga, tras cumplir con su jornada laboral. Hay dos arrestados.
martes, 16 de febrero de 2021 · 01:08

Leandro López Lucchetta (24) trabajaba como cocinero fue asesinado brutalmente y por el hecho hay dos sospechosos arrestados. 

El chico no tenía celular, le fascinaba caminar y su único sueño a corto plazo era comprarse una bicicleta. Trabajaba todos los días, menos los lunes, como cocinero en un restobar de Florida. El viernes a la 1.10 cuando estaba a cuatro cuadras de su casa, en Villa Ballester, San Martín, lo atacaron y lo mataron de una puñalada en una pierna, que le despedazó la arteria femoral. 

El joven no llevaba nada de valor. Minutos antes, había comprado un atado de 10 cigarrillos marca Lucky Strike en un quiosco, apenas bajó del colectivo 130, tras lo cual tenía que recorrer a pie unas 15 cuadras. Llevaba una bolsa con su cofia y una campera. Lo único que no encontraron en la escena del crimen fueron las llaves de su hogar. Hacía un mes y medio se había ido a vivir con su amiga Aldana Vaccaro (23), a quien conocía de niño. "Nos vemos gorda, te amo", le dijo el jueves a las 17.30, cuando ella lo llevó en su auto hasta Ucci, adonde llevaba unos tres meses trabajando. Antes había estado ocho años en una estación de servicio Axion, en Munro, también en la cocina. "Entró a los 15 como un hobby y siguió. Le apasionaba cocinar, inventaba cosas. Empezó a estudiar Bioquímica, pero dejó por la pandemia", comentó Aldana.

Horas después del crimen, personal de la Comisaría Segunda de San Martín arrestó a dos sospechosos en un domicilio de José León Suárez. Según fuentes policiales, se trata de Cristian Ariel Céliz (22) y Daniel Esteban Villalva (31), este último sería quien apuñaló a Leandro. Los investigadores creen que el móvil fue un intento de robo, aunque los allegados a la víctima aseguran que "lo tenían fichado" y lo "mataron por placer", ya que lo atacaron y escaparon corriendo sin llevarse sus cosas.

Las imágenes de las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo de la Municipalidad de San Martín permiten reconstruir la secuencia del homicidio, ocurrido en la calle Artigas al 2600. En los allanamientos a los sospechosos, secuestraron prendas de vestir similares a las utilizadas por los homicidas, dos cuchillos de 20 centímetros de largo y seis teléfonos celulares de distintas marcas.

"La ropa que usaron coincide y aparte tenían objetos injustificables económicamente con su modo de vida. Uno tiene claritos en el pelo, como se ve en los videos", dice Aldana. La joven solía llevar y buscar a Leandro a su trabajo, tres veces por semana. Si él salía a las 23 del resto-bar, podía tomarse el colectivo 343, que lo dejaba cerca de su casa. Pero si lo hacía después de ese horario, tenía que volver en el 130, que lo dejaba más lejos.

Tras el ataque, López Lucchetta caminó malherido unos 50 metros, hasta que se desplomó. Una pareja lo asistió, pero murió desangrado en ese lugar. El cocinero era de Vicente López. Su madre biológica padece esquizofrenia. Había decidido mudarse con su amiga, que tiene dos hijos y una casa amplia. "¿Y si me voy a vivir con vos?", le propuso. Aldana aceptó de inmediato.

Otras Noticias