Familiares y amigos de la víctima

"La familia quedó destruida, no entendemos qué sucedió"

lunes, 25 de enero de 2021 · 01:11

Mientras avanzaban las tareas para extraer el cuerpo de Ocampo del fondo del aljibe, su esposa amigos y hasta compañeros de trabajo de él concurrieron al lugar. 

En diálogo con este diario y al tiempo que la mujer –quien estaba en estado de shock-, era asistida por médicos del SAME, personas de su entorno manifestaron su pesar por la novedad y reconocieron que Ocampo, si bien “era un tipo muy familiero, pero mantenía varias relaciones en forma paralela”. 

Confirmaron que el lunes 18, cuando se ausentó del domicilio “mintió que tenía que ir a trabajar porque, como después nos enteramos, estaba de franco y tenía que volver el martes a las 6 a la empresa”. 

También indicaron que el fin de semana Ocampo había mantenido un acercamiento con la mujer de apellido Bazán, y recordaron que en el 2020, ambos protagonizaron un hecho de sangre en el que también habría estado involucrado otro hombre. 
En esa oportunidad, Ocampo sufrió un puntazo en uno de sus brazos que le causó un extenso corte que al cerrarse, dejó una gran cicatriz que Ocampo intentó ocultar con un tatuaje.   

Según se informó, esa cicatriz y el tatuaje fueron fundamentales para concretar la identificación provisoria de la víctima. 
"Es muy doloroso esto que está pasando. No lo podemos creer. Pensamos que iba a volver en cualquier momento, que era una salida nomás, pero eso no sucedió. No entendemos qué pasó. Es tremendo como se dieron las cosas porque desde un principio, cuando nos preguntaron qué datos podíamos aportar, le dijimos a la Policía y a los fiscales todo lo que sabíamos", agregaron. 

Coincidieron al remarcar que "el dato de la mujer Bazán y el otro hombre lo dimos varias veces. Creemos que lo podrían haber encontrado antes y recién hoy (por ayer)".

En este contexto, uno de sus hermanos, Gonzalo Ocampo, quien se encontraba en el lugar del operativo, habló con los fiscales intervinientes y señaló: “Fue impactante para toda la familia. Estamos destrozados, pero esto no termina acá porque mi hermano no iba a abandonar a su familia. Nosotros le aclaramos a la Justicia sobre la denuncia, la pelea, dónde se apagó un teléfono y con quién habló por última vez. Todo apuntaba a ella (a Bazán). Tenemos que hacer Justicia entre todos”. 

Finalmente dijo: "No nos hicieron ver el cuerpo, pero lo reconocieron por las cicatrices y por un tatuaje que tenía del Club Policial". n

 

Descampado con restos de edificaciones y basurales 

El sitio donde se produjo el macabro hallazgo está ubicado en zona rural, aproximadamente a 500 metros del margen sur de la avenida Circunvalación Néstor Kirchner, y a unos 600 metros del margen este de Río del Valle, un kilómetro al este del Hospital Malbrán. 

En diálogo con este diario, personas que habitualmente recorren la zona en busca de restos de residuos, viven y hasta cazan animales silvestres en el lugar, manifestaron su preocupación por lo sucedido. 

Comentaron que en el terreno donde se encuentra el pozo o aljibe en que arrojaron el cadáver, "hay restos de una antigua edificación, con paredes y restos de loza y hasta de alambrados viejos". Remarcaron que el camino principal de tierra, similar a un camino vecinal, cuenta con varias calles secundarias por donde regularmente transitan automóviles y camionetas que arrojan residuos y luego se van. 

También, comentaron que los restos de edificaciones suelen ser utilizados por parejas que mantienen furtivos encuentros amorosos, sobre todo en horas de la noche y la madrugada. 
"Ahora no vamos a poder pasar porque está la Policía. Es la primera vez que pasa esto y asusta  mucho porque acá viene mucha gente, a pie, en moto y auto, aunque no parezca", remarcó uno de los entrevistados.

Otras Noticias