EL MIÉRCOLES SE RADICÓ LA DENUNCIA

Después de años, joven denunció a un adolescente por un abuso sexual

Aunque hoy la persona sindicada ya es adulta, tomó intervención el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.
sábado, 1 de agosto de 2020 · 01:09

El miércoles último en la Unidad Judicial 8 de la zona norte de la Capital, una persona radicó una denuncia penal por un presunto abuso sexual ocurrido hace algunos años. La denuncia fue remitida al Tribunal Penal Juvenil ya que el acusado, por entonces, era un adolescente.

Por este hecho interviene el fiscal del Fuero Especializado Guillermo Narváez. La causa se tramita con absoluta reserva y hermetismo. Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que ya se dispusieron las primeras medidas. Sobre la denuncia, solo se indicó que el abuso habría sucedido hace varios años y que el acusado, por entonces, tenía 16 años.

En cuanto a la competencia, se remarcó que el artículo 18 de la Ley Provincial 5544 de Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil indica que esta norma es aplicable a todo joven menor de edad que fuera punible de acuerdo a la legislación nacional vigente al tiempo del acaecimiento de los hechos tipificados por el Código Penal, que sea imputado de un delito cometido dentro de la jurisdicción territorial de la provincia de Catamarca. Por ello, aunque hoy el sindicado sea mayor de edad, debe responder por el delito presuntamente cometido cuando era adolescente. 

El Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil entró en vigencia en enero de 2019 y fue creado con la finalidad de garantizar los principios de inocencia, debido proceso, especialidad y juez natural, conforme a las disposiciones de la Constitución Nacional, Tratados Internacionales de Derechos Humanos con Jerarquía Constitucional, Leyes Nacionales y de la Constitución Provincial. En este contexto, el Sistema de Justicia Penal Juvenil incluye los órganos especializados, responsables de la investigación, defensa, juzgamiento y ejecución de las sanciones de jóvenes punibles, presuntos infractores de la Ley Penal y el procedimiento de actuación, denominado Régimen Procesal de Responsabilidad Penal Juvenil.

El silencio
En ocasiones, las personas que sufrieron abusos sexuales suelen atravesar por un proceso que tarda años para poder romper el silencio y denunciar. Los especialistas advierten que, en ocasiones, “el costo de decir puede ser más elevado que el costo de callar”. Dado que el silencio es también la principal arma de manipulación, en materia de prevención, los expertos recomiendan que los adultos expliquen que los secretos son información o conocimiento que se reserva, es decir, se guarda de que otros los puedan saber. Los secretos crean un ambiente misterioso alrededor de las personas pero pueden tener consecuencias positivas o negativas dependiendo de cómo se sienta quien los guarda. Precisamente ésa es la clave para saber diferenciar los secretos buenos de los secretos malos; por ello se recomienda enseñar a los chicos y chicas a identificar las emociones que sienten al guardar un secreto. Los especialistas indicaron que los “secretos buenos” generan en el niño o niña quien los guarda una sensación de felicidad y emoción. “Cuando alguien sabe que le harán una fiesta sorpresa a otra persona y no debe revelarle el secreto, la persona será sorprendida gracias al secreto y todos pasarán un buen momento”, ejemplificaron. 

Distintos estudios afines indicaron que los casos se revelarán durante la adolescencia, cuando pueden romper el pacto de silencio.

Es decir, cuando la niña o el niño ya no sientan temor por las amenazas de su agresor sexual y puede denunciar sin miedo a represalias.

Otras Noticias