Crimen de petrona centeno

El sospechoso tiene causas por robo y violencia

Sería imputado por "homicidio criminis causa". Hay gran malestar en vecinos de la villa pomanista.
viernes, 10 de julio de 2020 · 01:08

El único detenido por el crimen de Petrona Centeno (77) ocurrido el martes en la villa de Pomán, departamento homónimo, pasó a detenido y sería imputado por el presunto delito de "homicidio criminis causa". 

Se trata de Lucas Yael Carrizo, de 18 años, quien cuenta con causas por robo y violencia, a quien la Justicia le asignó como defensora oficial a Cecilia Ontivero de Rojano. 

El joven fue arrestado el miércoles en la villa tras una serie de allanamientos llevados a cabo por personal de la División Homicidios, bajo las directivas de la fiscal subrogante de la Segunda Circunscripción Judicial, Soledad Rodríguez. 

En un reportaje realizado en la mañana de ayer por Radio Visión 93.9, de Pomán, la fiscal explicó que mientras el joven continúa arrestado en Pomán, ella se encuentra abocada a la producción de pruebas y la recepción de testimonios para definir la imputación. El hecho causó conmoción en la localidad que tiene poco más de 5000 habitantes, porque se trata de familias conocidas en la zona. 

Trascendió que el sospechoso tendría en su haber un denso historial delictivo por supuestos delitos contra la propiedad y hasta de violencia, que habrían sido cometidos siendo menor de edad por las que llegó a estar alojado en el Centro Juvenil Santa Rosa. 

También se conoció que entre los últimos hechos se encuentra el registrado hace aproximadamente cuatro meses, en el que su pareja terminó con quebradura de mandíbula durante una discusión con el joven. 

“Era sabido que algún día algo grave iba a pasar, pero se podría haber prevenido porque esto viene desde hace rato”, comentaron vecinos de la villa. 

Al cierre de esta edición continuaban las pericias a los elementos encontrados el miércoles en los registros domiciliarios y rastrillajes realizados hasta en descampados ubicados a más de un kilómetro de la casa de la víctima. 

San La Muerte
Con el correr de las horas y a raíz de los hallazgos y los testimonios de vecinos tomó fuerza la hipótesis de que Carrizo habría prometido recientemente que "ofrendaría" una muerte a San La Muerte. 

Siempre según fuentes oficiales, el sospechoso estuvo en una fiesta y aproximadamente entre las 8 y las 9 del miércoles, cuando regresaba a su casa habría decidido ingresar a la vivienda de la víctima. 

Presuntamente, cerca de la entrada a la casa halló un machete. Lo tomó y entró sorprendiendo a la dueña de casa que estaba sentada en la cama. 

 Con el machete le dio golpes por todo el cuerpo, le produjo varios cortes. 

Según las pericias preliminares el sujeto actuó con saña desmedida. 

Con un cuchillo de cocina le asestó entre 40 y 50 puñaladas en el tórax, abdomen y hasta en la nuca. 

La autopsia realizada el miércoles arrojó que a pesar de la multiplicidad de graves heridas recibidas, la mujer fue ultimada con un puntazo a la altura de corazón, que le perforó el ventrículo izquierdo.

Antes de huir el asesino tomó dos monederos, que posteriormente fueron encontrados por la Policía en los rastrillajes efectuados. 

También hallaron dos camperas con manchas de sangre, armas blancas y teléfonos celulares. Todo fue secuestrado y es peritado en estas horas por la Policía Científica.

Otras Noticias