Tucumán

Denunciaron a Ricardo Bussi por abuso sexual

Según consta en la denuncia, Bussi encerró a la víctima en su oficina de la legislatura, la “obligó a realizarle sexo oral” en el despacho y luego la dejó salir.
viernes, 12 de junio de 2020 · 08:52

El legislador tucumano Ricardo Bussi, hijo del genocida Antonio Domingo, fue acusado  de abuso sexual por una joven que trabajaba en su entorno, en el partido Fuerza Republicana que él preside. Según consta en la denuncia, Bussi encerró a la víctima en su oficina de la legislatura, la “obligó a realizarle sexo oral” en el despacho y luego la dejó salir.

Al día siguiente de ocurridos los hechos, comenzaron las amenazas de dirigentes del partido del hijo del represor en contra de la mujer que trabajó con Bussi durante 2019. Los hechos ocurrieron el pasado 10 de marzo, según consta en la detallada presentación realizada por la víctima y su abogado.

La joven está asistida legalmente por Salvador Iovane, quién señaló que “el contenido de la denuncia en sí tiene expresiones y precisiones que ella relata sobre ese y otros delitos. Por eso, para resguardar toda integridad prefiero que no se difunda aún. Lo que ha transcendido es una parte de la situación", expresó Iovane. La denuncia primero fue presentada en la División de Delitos contra las Personas e Integridad Física de la Policía de Tucumán y el lunes pasado fue a ratificar sus dichos en la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la integridad Sexual, a cargo de María del Carmen Reuter.

La víctima era colaboradora de Bussi en el partido de Fuerza Republicana desde finales de 2019. Según la denuncia, “el pasado 10 de marzo de 2020 cuando la misma (la víctima) se comunicó con el legislador mencionado (Bussi), el mismo la citó en su despacho ubicado en el edificio de la Legislatura, y quedando sola con él en el mismo lugar, Ricardo Bussi la forzó a practicarle sexo oral, luego de lo cual la liberó y pudo huir del lugar”, dice parte de la denuncia presentada por la joven y a la que accedió este diario. 

Desde ese día, denunció la víctima, es perseguida por “personas misteriosas, personal policial, y miembros del partido al que pertenece el legislador”, los cuales la amenazan y la trataron de amedrentar para que no contara lo sucedido.

En la presentación realizada frente a la fiscalía hay una cronología de los hechos con detalles, lugares y circunstancias desde enero de este año, hasta que ocurrió el abuso sexual por parte del hijo del genocida. El abogado pidió entre otras medidas protección de manera urgente para la víctima y para su entorno familiar.

Además, tanto Bussi como sus colaboradores podrían haber incurrido en otros delitos, sostuvo el abogado de la joven. “Más adelante cuando esté más avanzada todas las cuestiones vamos a poder profundizar todo lo actuado hasta ahora”, adelantó el abogado.

Otras Noticias