DECLARÓ EL ACUSADO POR LA MUERTE DE “MAPUCHE” YAPURA

“Me agarran y me pegan… todo era forcejeo”

El médico que atendió al imputado remarcó que tenía lesiones “tipo patotería” de una agresión “muy fuerte”.
viernes, 14 de febrero de 2020 · 01:05

“Todo era forcejeo; sentía que me pegaban”, recordó Gustavo Domínguez sobre aquella noche del 5 de marzo de 2018 en Santa María. En una pelea entre vecinos, Juan Carlos “Mapuche” Yapura recibió una herida de arma blanca en la arteria femoral y falleció dos semanas después. Domínguez fue imputado por el delito de “homicidio simple”. El debate comenzó el jueves de la semana pasada y en la cuarta audiencia, una vez finalizada la ronda de testigos, decidió contar su versión de los hechos.

Frente a los jueces de la Cámara Penal de Primera Nominación, Fernando Esteban, Carlos Moreno y Fabricio Gershani Quesada, dio detalles sobre los momentos previos a la gresca entre vecinos que finalizó con el hombre mortalmente herido. Detalló que su pareja le había dicho que estaban tirando piedras y él contentó que saldría a ver qué estaba pasando. “Ella antes me había dicho que (Juan Carlos) Yapura le mandaba mensajes y que la perseguía pero no le di importancia. A las pedradas sí les di importancia. No sabía quién tiraba pedradas”, aclaró.

Según Domínguez, esa noche fue a golpear las manos en la casa de sus vecinos, los Yapura. Como no había cerco perimetral o rejas y la casa estaba construida como a 10 metros hacia el fondo, decidió entrar pero nadie lo recibió. “Cuando salía, venía Roque y preguntó quién andaba; le dije que yo. Me preguntó qué quería y le dije que tiraban pedradas. ‘Aquí nadie te está tirando pedradas. Esperá’, me dice. Me quedé esperando en la vereda y vuelve de adentro, con el hermano, enojado. ‘No te estoy acusando, solo vine a ver’, le digo”, detalló.

Domínguez estaba parado casi sobre el cordón. Indicó que Roque estaba parado enfrente de él. “Roque me pega la primera patada en la pierna y tambaleé. Quiero salir corriendo y me ataca Roque. Quería ir a mi casa. Me llevaba pegando el otro muchacho. Corro hacia el otro lado. En la vereda de enfrente caemos y ahí es la pelea. Me agarran y me pegan. Yo tenía un cuchillo que lo llevaba a todos lados. Por entonces, era el tiempo de frutas. Me pegaban y hubo un forcejeo. Me asusté tanto y pensaba pedir auxilio. No había gente. Yo era el que más gritaba. Todo era forcejeo; sentía que me pegaban. Ésa era la sangre que veía pero no le veía sangre a él, como si lo hubiese herido. En ese momento de pelea, me tiran. Me levanto y Martina me lleva a la casa. Me siento y llega la Policía”, precisó.

Testigos

Previamente, se presentaron los últimos dos testigos; uno de ellos fue Laureano Contreras, el médico que revisó a Domínguez tras la reyerta entre los vecinos. “Lo vi muy golpeado, en los ojos, nariz, espalda y piernas. Tenía excoriaciones en el cuero cabelludo y rodillas. Decidí que lo internaran; no podía permanecer en la comisaría”, recordó.

Dada las heridas, el médico fijó cinco días de curación y cinco días de inhabilitación para trabajar. Además, advirtió que el acusado es diabético y, con este diagnóstico, su estado de salud podría agravarse en un calabozo.

Según su informe, las lesiones fueron por una golpiza, una agresión “tipo patotería”, con la participación “de más de una persona. Fue una agresión muy fuerte”.

Finalizada la ronda de testigos y tras la declaración del acusado, se pasó a un cuarto intermedio. La audiencia se reanuda el lunes con los alegatos.

Otras Noticias