Por segunda vez

Piden el archivo del caso Liliana Garabedian

La Fiscalía descartó el homicidio. Según la autopsia murió por inanición y deshidratación. En el caso intervino el EAAF.
sábado, 17 de octubre de 2020 · 02:10

El 12 de diciembre del 2010 fue encontrado el cuerpo sin vida de Sonia Liliana Garabedian (37). Fue hallado boca abajo, debajo de un árbol en un descampado próximo a Nueva Coneta, tras haber sido denunciada como desaparecida por su familia. Los informes de autopsia concluyeron en que Garabedian falleció por inanición y deshidratación, pero su madre y su círculo íntimo no abonaron esa hipótesis y sostenían que la mujer oriunda de Buenos Aires había sido asesinada. Ayer se firmó, por segunda vez, el pedido de desestimación y archivo de la causa.

El Ancasti pudo confirmar que el fiscal de instrucción N° 9, Jonathan Felsztyna, firmó la petición. Las querellas presentadas por separado por la madre de Garabedian y de Roberto Barros, viudo, ya fueron notificadas.

El caso salió a la luz a principios de diciembre del 2010, luego que Barros radicara una denuncia el día 8. Informaba que la mujer, con la que tenía dos hijos en común y estaba separado, estaba desaparecida desde el 6 de diciembre. Un día antes Garabedian se habría presentado en la casa de una hermana de su pareja y habría protagonizado un incidente, ya que no le dejaban tener contacto con sus hijos. Cinco días más tarde estaba fijada una audiencia en un Juzgado de Familia para resolver la tenencia de los niños. Esa noche la mujer fue arrestada por personal de la comisaría Décima y tras ser liberada fue llevada al hospital San Juan Bautista para una entrevista con una psicóloga. Una semana antes, Garabedian había sido encontrada deambulando por la ruta provincial 4 y también había intervenido la Asesora de Menores y el Servicio de Emergencia Psicológica del hospital. 

Tras ser examinada, la mujer salió por su cuenta y fue vista por última vez con vida el 7 de diciembre en El Pelayo (Capayán) por dos hombres, quienes le convidaron agua. Cinco días después fue hallado el cuerpo sin vida.

La causa nunca llegó a tener imputados, ni arrestados. Para Leonilda Carrizo, la madre, las sospechas recaían sobre Barros, quien había sido denunciado por violencia y tenía una prohibición de acercamiento contra la mujer. Inclusive en el 2015, la querella, representada por el abogado Iván Sarquís, había pedido que el caso sea calificado como "homicidio", ya que un informe elaborado por el Equipo Argentino de Antropología Forense  (EAAF) sostenía que Garabedian había sido asfixiada con un lazo. El prestigioso equipo había llegado a esa conclusión tras la visualización de unas fotografías por lo que solicitaron una exhumación para una necropsia la cual se realizó en setiembre del 2015. Tras este procedimiento los especialistas del EAAF  criticaron que no se haya realizado la extracción de determinadas muestras  en el momento inicial de la investigación. 

El avanzado estado de descomposición por el paso del tiempo fue señalado como un obstáculo para poder echar luz en el caso.

Uno de los puntos mencionados por el EAAF tras la necropsia había sido el "síndrome de dientes rosados", el cual es considerado como un "signo inespecífico" de muerte por asfixia, pero que también aparece en otras causas de muerte. Según la pericia odontológica puede ser considerada como un signo de descomposición.

Como parte de la investigación se realizó una autopsia psicológica, por especialistas del Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF), en la que se destacó el desarraigo, la separación y la audiencia por la tenencia de sus hijos como factores que pueden haber afectado en su estado anímico.

Plazo
El lunes vence el plazo para que las partes se opongan a esta resolución.

 

"La Justicia actuó en forma corporativa"

Tras notificarse del pedido de archivo de la causa, Iván Sarquís, abogado que representa a Leonilda Carrizo, la madre de Garabedian, criticó la resolución del fiscal Felsztyna.

"La Justicia actuó en forma corporativa en el caso Garabedian. No tengo certezas porqué. Las intervenciones que ha hecho la justicia como sus auxiliares, ha plagado de irregularidades y situaciones oscuras, y han minado el destino de la causa", consideró.
Sarquís se refirió a que no se tuvo en cuenta el contexto en el que la mujer falleció. "Hubo denuncias de violencia de género, restricciones de acercamiento, el marido que aparece con el diario íntimo y el celular". 

Dijo que el lunes presentarán la oposición a la resolución, pero que hará presentaciones en tribunales internacionales. 

"No vamos a desistir de la búsqueda de justicia. Cumpliré con la formalidad de oponerme. Pero sí vamos a desistir de buscar justicia en esta fiscalía. Han demostrado cero interés en lo que le pasó a Garabedian", concluyó.

 

La causa pasó por cinco fiscales

La causa pasó por cinco fiscales en los casi diez años que tiene desde que el cuerpo de Garabedian fue hallado por dos policías en el puesto El Pelayo. El primero fue Javier Herrera, quien tuvo a cargo la investigación porque la desaparición y muerte fue durante su turno. En el 2011, tras la creación de las Unidades Fiscales, la causa recaló en la Fiscalía de Delitos Especiales, que estaba integrada por Marcelo Sago y Juan Pablo Morales. Estos pidieron el archivo del caso, pero los jueces de la Cámara de Apelaciones resolvieron en forma unánime que debía seguir la investigación y apartaron a Sago. La Procuración General de la Corte resolvió que Roberto Mazzucco sea el encargado de la investigación penal. Tras la destitución de este, Jonathan Felsztyna fue designado en noviembre del 2018 como fiscal de instrucción N° 9 y quedó al frente de la investigación.n

Otras Noticias