doble homicidio de congreso

Cayó el séptimo acusado del doble crimen de Yadón y Olivares

El presunto tirador sería extraditado en las próximas horas desde Uruguay. El nuevo detenido es su suegro.
sábado, 18 de mayo de 2019 · 04:00

El suegro del presunto tirador que asesinó al diputado nacional Héctor Olivares y el funcionario Miguel Yadón en la zona de Congreso fue detenido ayer, con lo que suman siete los acusados por el doble homicidio cuyos motivos aún se investigan.
Se trata del "Brasilero" Castro Iglezias Montoya, de 59 años, quien fuera detenido en un departamento ubicado en Rodríguez Peña 34, de Capital Federal, por orden del juez de instrucción Mariano Iturralde a cargo de la investigación que ahora tiene siete personas imputadas por ser partícipes del doble homicidio agravado por alevosía a raíz de la desprotección de las víctimas.

El nuevo detenido es suegro del presunto tirador Juan José Navarro Cádiz, quien permanece detenido en Uruguay y cuya extradición se aguarda para las próximas horas para ser indagado en el Palacio de Tribunales.
Navarro Cádiz -que no tiene antecedentes penales en la ciudad de Buenos Aires tanto en el fuero ordinario como en el federal- deberá declarar como el presunto autor material de un doble homicidio agravado por alevosía ante el juez del caso, Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades.

Hasta el momento, de pericias del arma encontrada en el departamento de Navarro Cádiz se comprobó que fue la utilizada en el ataque lo que lo sindica como el tirador sumado a raíz de la declaración del dueño del vehículo, Jesús Fernández, quien lo sindicó como el autor de los varios disparos. La sospecha sobre el nuevo detenido es que pudo haber estado en el interior del vehículo desde el cual partieron los disparos la mañana del pasado jueves a las 6.51, puesto que siempre fue hipótesis del juzgado que había más personas de las que se había sabido en su interior.
Iglezias Montoya, con domicilio en la calle Rodríguez Peña, es titular del Passat desde enero de 2015 según registros oficiales. Se lo acusa de encubrimiento.

"Estuvo reunido con todos antes del hecho. Se lo buscó y aparentemente escondió su teléfono. Ahí se pidió detenerlo”, asegura una fuente cercana al caso. La detención fue realizada por la división Homicidios de la PFA. En su conferencia, Bullrich señaló a un auto blanco que tomaron las cámaras de seguridad que pasaba junto al Vento antes del tiroteo. El nuevo detenido, coinciden fuentes, no está vinculado a este vehículo. 

Por lo pronto, el juez Iturralde ya dio con el arma homicida y detuvo a todos los presuntos partícipes y ahora se focaliza en su investigación para conocer los motivos del doble crimen. En un primer momento se especuló con que podía ser de tinte político pero fue descartado y luego un crimen pasional pero fue perdiendo fuera dicha hipótesis a raíz que ninguna prueba vincula a las víctimas con los presuntos atacantes.

El ataque, cuyas circunstancias intentan determinarse, se produjo a las 6:51 del 9 de mayo en la intersección de Rivadavia y Rodríguez Peña, a escasos metros del palacio legislativo.
Según trascendió, mientras el legislador y el asesor se encontraban en la vereda frente a la Plaza del Congreso, desconocidos que estaban estacionados en la Avenida Rivadavia, a bordo de un auto Volkswagen Vento patente LYS 656, abrieron fuego contra ellos.