sábado 1 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PIDIÓ PERDÓN Y REALIZAR UN TRATAMIENTO

Cuatro años de prisión para Nahuel Vega Modotti

El joven fue hallado culpable de tres hechos de violencia de género. Dos ex parejas lo habían denunciado en 2017.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de mayo de 2019 - 04:07 Por Redacción El Ancasti

No fue un debate más. Las circunstancias en que Nahuel Vega Modotti (22) llegó al banquillo de los acusados de la Cámara Penal de Tercera Nominación habían generado expectativas; debía responder por dos hechos de “lesiones leves calificadas por mediar relación de pareja” y un hecho de “lesiones graves calificadas por mediar relación de pareja”. Dos mujeres, con quienes había estado en pareja, lo denunciaron en 2017.

Por decisión de la presidencia del Tribunal, el debate se desarrolló a puertas cerradas. Según se explicó, al tratarse de un delito de violencia de género, se debía resguardar la identidad de las mujeres que lo habían denunciado. No obstante, las denunciantes públicamente habían dado a conocer lo sucedido con este joven.

La primera denuncia fue asentada en marzo de 2017. En esa oportunidad, el fiscal le imputó el delito de "lesiones leves", pero tras un nuevo informe médico solicitado oportunamente, se resolvió agravar la imputación y se convocó nuevamente a Vega Modotti para indagatoria en julio. En agosto fue trasladado Servicio Penitenciario, en la localidad de Miraflores, en el departamento Capayán, y se dictó la prisión preventiva.

En octubre, tras una presentación de la defensa, el juez de Control de Garantías de Segunda Nominación, José Antonio Carma, ordenó la libertad del muchacho. El fiscal de la causa, Mauricio Navarro Foressi, y la querella apelaron la resolución de Carma. Ante este conflicto, la Cámara de Apelaciones dictó la nulidad de la resolución del magistrado y ordenó que las actuaciones sean remitidas al Juzgado de Garantías de Tercera Nominación, a cargo del juez Ramón Porfirio Acuña, quien debía resolver la situación del imputado. A principios de febrero del año pasado, regresó al penal para esperar el debate. En principio, iba a desarrollarse a mediados de abril pero se reprogramó la fecha y se concretó ayer.

Juicio

Fuentes consultadas por El Ancasti informaron que Vega Modotti decidió hablar. Con su confesión, se efectuó un debate abreviado y se prescindió de los testigos. Aseguró sentirse arrepentido, pidió perdón y expresó su voluntad para recuperarse.

De esta manera, admitió que tiene un consumo problemático de sustancias. Comentó que el problema fue haberse juntado con personas que consumían. Por este motivo, pidió realizar un tratamiento de desintoxicación para recuperarse.

El fiscal Mauricio Navarro Foressi sostuvo la imputación y pidió una pena de cuatro años de prisión. En alegato, el representante del Ministerio Público Fiscal consideró que la violencia de género quedó demostrada por la preeminencia del hombre que ostenta la superioridad física sobre la mujer como así también la prepotencia de la masculinidad sobre subalternidad de la feminidad. Para Navarro Foressi, éste es el orden simbólico que define la relación de poder que origina este tipo de violencia.

A su turno, Pedro Justiniano Vélez, abogado querellante de una de las mujeres denunciantes adhirió a lo pedido por el fiscal y como representante de la acción civil solicitó una indemnización por $316.800 en concepto de daño moral y gastos médicos.
En tanto que el abogado defensor Fernando Contreras, a pesar de que su asistido admitió los hechos, no adhirió a lo peticionado por el representante del Ministerio Público Fiscal y solicitó un cambio de calificación. Según el letrado, en dos hechos no se acreditaba la relación de pareja ni tampoco, en una de las imputaciones, podía constatarse la gravedad de las lesiones. Solicitó un cambio de calificación y una pena mínima.

Veredicto

Luego de escuchar los alegatos, el joven Vega Modotti expresó su última palabra. Dijo que no tenía una relación de pareja con una de las jóvenes que lo denunciaron. Al mismo tiempo, insistió en su problema de consumo y en la posibilidad de realizar un tratamiento de desintoxicación para poder estar con su familia. Los jueces Jorge Palacios, Patricia Olmi y Marcelo Soria pasaron a un cuarto intermedio para deliberar. Por unanimidad lo condenaron a la pena de cuatro años, tal como lo había solicitado el fiscal. También resolvieron que Vega Modotti participe obligatoriamente en el Programa de Tratamiento de la Violencia de Género, que se dicta en el Servicio Penitenciario. También se hizo lugar a lo peticionado por la querella y, de manera parcial, a lo solicitado por la acción civil: se fijó la suma de $100.000 en concepto de daño moral.

Programa de autocontrol para penados violentos

Los casos de violencia de género son un problema en alza y adquieren cifras alarmantes, por ello el Gabinete Criminológico del Servicio Penitenciario, a partir de mayo de 2016, comenzó a trabajar en un programa de autocontrol para penados por violencia de género. Tras capacitaciones en la temática, intercambio de información con otros penales e investigación de programas similares en otros países, fue lanzado como innovador por entonces, ya que en ningún penal del país se trabaja bajo esta temática con personas en contexto de encierro. Así, a finales de 2016 el programa tenía 16 internos participando en él por decisión propia y con ansias de seguir. Se comenzó a trabajar con condenados por delitos de “homicidio agravado por femicidio” y también se sumaron aquellos penados por homicidios, abusos sexuales, lesiones gravísimas. Si bien no fueron condenados bajo esa modalidad (porque aún no estaba el agravante impuesto), todos presentan las mismas características, la violencia de género en su máxima expresión. "Los internos trabajan para obtener la capacidad de controlar la expresión de la ira, una reducción del grado de impulsividad y un aumento significativo de la autoestima”, señalaron los profesionales.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Policías del COEM-Kappa recuperaron una moto robada y arrestaron a dos jóvenes

Te Puede Interesar