AYER FUE INDAGADO Y SE ABSTUVO A DECLARAR

Imputan al comisario de Logística por los hechos de corrupción

El comisario fue denunciado por el Jefe del Departamento de Logística. Le imputaron dos hechos por "Fraude en perjuicio a la Administración Púbica y tres hechos por "Peculado de servicio".
viernes, 1 de noviembre de 2019 · 02:11

El Comisario Inspector Mario Ramón Villagrán Ayosa, Jefe de la Sección Edificaciones e Instalaciones Fijas del Departamento Logística de la Policía, fue imputado por los hechos de corrupción denunciados por el Jefe del área la semana pasada. Ayer se presentó ante el fiscal Alejandro Gober y se abstuvo a declarar por los cuatro hechos que le endilgan. 

El caso publicado en exclusiva por El Ancasti salió a la luz el 13 de octubre pasado cuando el Jefe de Policía, Orlando Quevedo, confirmó la información consultada por este diario. Se había iniciado una investigación actuada previa en lo que respecta al área administrativa por presuntas irregularidades en el área de Logística. Si bien Quevedo minimizó el hecho, una semana después el Jefe a cargo del departamento Logística realizó la denuncia penal y acusó a un colega del área de incurrir en graves hechos. El comisario Villagrán Ayosa. 

La denuncia fue girada a la Fiscalía que investiga Delitos contra la Administración Pública a cargo de Alejandro Gober y se ordenaron medidas.

Entre los procedimientos se tomaron declaración testimonial a una decena de personas, todos empleados del área, se realizaron allanamientos en propiedades del denunciado y se analizaron documentos secuestrados. En base a esos elementos el fiscal determinó las imputaciones el comisario: fue imputado por los delitos de “Fraude a la Administración Pública” y “Peculado de Servicio”. 

Los hechos

Los hechos en los que habría incurrido Villagrán Ayosa ocurrieron entre abril y septiembre de este año y en los que el comisario actuó valiéndose de su cargo como Jefe de área.

En uno de los hechos, en abril pasado, en su domicilio ubicado en el Loteo Marchetti, en La Tercena, Fray Mamerto Esquiú el comisario le pagó a dos sargentos, quienes prestan servicios en Logística en el área de plomería, la suma total de 600 pesos, en vales en combustibles por el valor de 300 pesos cada uno, en concepto de trabajos que ambos numerarios policiales realizaron en su domicilio particular. Según la información, le habían colocado un tanque de 500 litros.

Al otro día el comisario hizo que los efectivos concurrieran nuevamente a su domicilio, en el lugar mencionado a terminar el trabajo que no habían podido concretar. Ambos trabajaron en la casa del comisario  en el horario que debían cumplir funciones en Logística. 

Asimismo, en agosto pasado Villagran Ayosa incurrió en otra irregularidad, les solicitó a otros dos empleados de Logística y a quienes tenía bajo su mando a que, en horario de cumplimiento de sus funciones como empleados del área, le fabricaran un elemento al que denominaban “trípode”,  una estructura de cuatro patas de hierro  de una altura aproximada de 90 cm. Elemento que se fijó a una máquina manual desgranadora de maíz. La misma fue llevada por los mismos empleados a la propiedad del comisario.

Finalmente, en septiembre pasado el comisario solicitó a varios empleados del área de Herrería de Logística que le fabricaron la máquina desgranadora de maíz, al que luego se le soldó una tolva construida con chapones en desuso que se encontraban en el taller de herrería del Departamento  Logística, a los cuales les realizó cortes y soldadura. La máquina también  fue sacada del área y llevada al domicilio del acusado.

Por todos esos hechos el fiscal le imputo el delito “Fraude en perjuicio de la administración Públicas” (un hecho) y “Peculado de servicios en calidad de autor”, tres hechos. 

El comisario fue citado a la Fiscalía  ayer a la mañana para ser indagado. Se presentó pasadas las 10.30 en compañía de su abogado Gustavo Martínez Azar y por su recomendación el comisario de abstuvo de declarar.

Insignificancia judicial

"En relación a los hechos y en base a las pruebas que nos brindó nuestro asistido no son del modo en el que fueron denunciados. Lo que si está claro a nuestro entender no se tipifican las conductas por las cuales fueron imputados", señaló el abogado a la salida de la Fiscalía penal.

"Hay una insignificancia judicial, hablan del pago de 300 pesos o de soldaduras en el ámbito laboral. Está bien, no debe hacerse, es delito, pero es insignificancia judicial, pero bueno vamos a probar que los hechos no existieron como lo relatan", señaló.

Otras Noticias