motociclista muerto atropellado en mutquín

Secuestraron un auto con restos de tejidos humanos y de prendas de vestir

Se ordenó realizar pruebas de ADN y otras pericias. El rodado pertenece a vecinos de la zona.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 02:05

POMÁN- Tras un minucioso trabajo investigativo, personal de la División Homicidios de la Policía secuestró ayer en el departamento Pomán un automóvil Chevrolet Corsa Classic blanco, en el marco de la causa que investiga la muerte del motociclista Marcelo Martínez (26) sobre la ruta provincial 133, a la altura de la localidad de Apoyaco, ubicada entre Saujil y Mutquín.

Según la información a la que pudo acceder El Ancasti, ese lunes los peritos de Homicidios en colaboración con efectivos de Criminalística y de la Comisaría de Pomán realizaron una serie de pesquisas que indujeron a vincular el fatal accidente vial con dos automóviles.

Al cierre de esta edición se supo que, según las pericias preliminares, los especialistas descartaron la participación de uno de los vehículos y se centraron en el Corsa Classic, ya que entre sus hierros encontraron restos de tejidos que serían compatibles con restos humanos, y fibras textiles similares a las de una prenda de vestir que llevaba el motociclista al momento de ser arrollado.

El accidente, aproximadamente a las 4, un circunstancial conductor que circulaba por el lugar del hecho halló el cuerpo de Martínez y dio aviso a la Policía, que poco después constató el deceso al tiempo que dio intervención a la fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial, a cargo de Martha Nieva.

Trascendió que el rodado secuestrado era conducido por una mujer, que viajaba en compañía de un hombre, en momentos en que por esa ruta se trasladaban hacia la Capital.

Tras el siniestro habrían regresado a su lugar de origen donde lavaron el auto. Sin embargo y a través de la investigación realizada, los peritos lograron dar con el auto y entre otros elementos hallaron restos de sangre, pelos, masa encefálica y restos de material óseo que fue recogido y enviado a un laboratorio para un cotejo de ADN.

Además, se hallaron restos de tela que serían compatibles con las prendas de vestir que Martínez llevaba puestas aquella trágica madrugada.

Se conoció que el propietario del rodado y los presuntos implicados en el accidente quedaron vinculados a la prosecución de la causa, a la espera de los resultados de las pericias que se darían a conocer en aproximadamente 20 días.

Hipótesis

Desde la Justicia a cargo de la investigación aseguraron que no está descartada ninguna hipótesis y remarcaron la importancia de los resultados de los estudios a los restos hallados en el auto.

Y es que ese lunes la principal hipótesis que se conoció era que el joven se habría dormido y tras caer sobre el asfalto, fue arrollado por un vehículo. Pero las posteriores pesquisas indicaron que previamente Martínez habría consumido bebidas alcohólicas para luego dirigirse con un familiar a bordo de su motocicleta a su domicilio, ubicado en Apoyaco.

Presuntamente se les acabó la nafta y Martínez quedó solo esperando a su primo, quien se marchó empujando la moto hasta el poblado más próximo.

Y habría sido en ese momento cuando el joven se habría dormido para terminar siendo aplastado por un automóvil cuyo conductor se dio a la fuga.

La operación de autopsia, practicada en horas de la siesta por personal médico en colaboración de peritos de Criminalística y de Homicidios, arrojó que la causa de muerte fue aplastamiento y estallido de cráneo.

Chocó y huyó

El motociclista se habría acostado a dormir sobre la ruta, donde fue arrollado por un automóvil cuyo conductor se dio a la fuga y luego lavó el rodado.

Otras Noticias