En el juzgado correccional Nº2

Operario juzgado se quebró en llanto al recordar el hecho

Está acusado de homicidio culposo por la muerte de su compañero, en un hecho ocurrido en 2014.
miércoles, 12 de septiembre de 2018 · 04:00

Carlos Rubén Pérez (65), imputado por el homicidio culposo de un operario de EC SAPEM, quien murió tras recibir una descargada eléctrica en noviembre de 2014, es juzgado en el Juzgado Correccional Nº2 y ayer se quebró en llanto tras escuchar la declaración que él había realizado al momento de la instrucción en la causa. El debate pasó a un cuarto intermedio y continuará hoy.

El Juez correccional Mario Varela abrió el debate pasadas las 10 de la mañana. El Ministerio Público estuvo representado por Olga Pereyra de Delgado, la querella por María Romano en tanto que el imputado tiene como defensor a Pedro Vélez.

Tras las formalidades, el magistrado le preguntó al imputado si declararía o se abstendría por la acusación a la que llegó a debate, ante lo que cual Pérez, asesorado por su abogado, respondió que por el momento no declararía.

Ante esa decisión el juez introdujo por lectura el testimonio que el imputado realizó durante la instrucción. Durante la lectura, Pérez se quebró en llanto tras lo cual el juez Varela determinó pasar a un cuarto intermedio hasta hoy, cuando se escuchará a testigos.

En su declaración en la instrucción, el imputado negó ser el responsable de la muerte de su compañero Jorge Carrizo y que ambos tenían la misma responsabilidad e igualdad en las tareas. En este sentido dijo no entender qué es lo que quiso o intentó hacer la víctima, ya que al igual que él conocía las "reglas de oro" en cuanto a cómo trabajar.

También señaló Pérez que nunca le ordenó que realizara tal cosa porque aún faltaba terminar de cortar los arboles para recién realizar el trabajo correspondiente.

Dijo en su declaración, leída por el juez, que era amigo del joven Carrizo y lo sucedido y su fallecimiento lo afectaron enormemente.

El hecho
El trágico hecho sucedió el 18 de noviembre de 2014 cuando Jorge Carrizo (28), operario de la empresa EC SAPEM, falleció a causa de una descarga fulminante cuando realizaba trabajos de mantenimiento en La Merced, localidad en la que residía junto al único acusado, quien, según la instrucción de la causa, era el jefe de la víctima.

La causa pasó por varias oposiciones y apelaciones hasta que finalmente llegó a debate.
Según la investigación del fiscal Pérez, el imputado es considerado responsable porque era el jefe de la cuadrilla y no habría actuado conforme al protocolo de actuación en reparaciones.

Otras Noticias