La fiscalía

Pidieron 14 años de prisión para la acusada de matar a su novio rugbier

viernes, 31 de agosto de 2018 · 04:00

MENDOZA- El fiscal, Fernando Guzzo, solicitó la pena de 14 años de prisión efectiva para Julieta Silva por la muerte "claramente dolosa" de su novio, el rugbier Genaro Fortunato, ocurrida en la ciudad mendocina de San Rafael en septiembre de 2016, mientras que la querella reclamó una condena de 20 años de cárcel para la acusada.

Guzzo consideró el atenuante del estado de emoción violenta y le solicitó al Tribunal que, al momento de dictar la sentencia, la acusada "deje de manera inmediata los alcances de la prisión preventiva en la modalidad domiciliaria y ordene la internación en un establecimiento carcelario".

Para el fiscal, Silva "no reúne los supuestos requisitos para la prisión domiciliaria" que venía gozando hasta el juicio y se pronunció asimismo porque "no va a ser posible una pena de ejecución condicional", aunque no pidió una pena de prisión perpetua como se especulaba en un primer momento.

En su alegato, Guzzo apeló a la figura de "homicidio simple con dolo eventual por emoción violenta" para formular los cargos contra Silva.

Tras la exposición fiscal, el tribunal, integrado por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y la jueza María Eugenia Laigle, pidió cuarto intermedio hasta las 15:30.

Por la tarde, y tras retomarse la audiencia de alegatos, el abogado querellante Tíndaro Fernández, representante de la familia de la víctima, le pidió al tribunal que a Silva se la condene por el delito de "homicidio simple con dolo".

Como alternativa, y según trascendió en la prensa local, Fernández solicitó al Tribunal que condene a la imputada a la pena de 20 años de prisión y en el mismo sentido que el fiscal, que se le revoque la prisión domiciliaria.

La defensa de Silva expondrá sus alegatos hoy y si bien no está confirmado, trascendió que también podría haber sentencia.

La familia de la víctima sostiene desde el comienzo de la investigación que la muerte de Genaro no fue un accidente.

El hecho ocurrió durante la madrugada del 9 de septiembre del año pasado a la salida de La Mona Bar, un lugar al que Silva, de 30 años, y Fortunato, de 25, habían concurrido unas horas antes.

Al parecer, el joven intentó detener la salida intempestiva de su novia del lugar tras una discusión, pero al colgarse del auto, la mujer giró en "u", lo atropelló y lo mató en el acto.

Silva permaneció internada con custodia policial en el área de Salud Mental del hospital Schestakow hasta que el 12 de septiembre fue trasladada al penal de San Rafael.

La mujer dijo que esa noche olvidó sus lentes y que no vio a su novio caído en el suelo antes de atropellarlo, cuando regresaba para devolverle su celular que había quedado en el auto.

Según una pericia oftalmológica Silva padece astigmatismo de -3 en ambos ojos, situación que la obligaba a conducir con lentes.

Otras Noticias