Es la apoderada del Colegio Cristo Rey

Monja denunció que asaltante la redujo y le robó $160.000

El hecho ocurrió en las primeras horas del viernes, pero la denuncia se realizó a la tarde de ese día.
martes, 28 de agosto de 2018 · 04:04

Una religiosa denunció que fue víctima de un violento asalto en la puerta del Colegio Santa Rosa de Lima, Cristo Rey del cual es apoderada legal, por un individuo que tras sorprenderla de atrás con un cuchillo, la amenazó y le robo la suma de 160.000 pesos.

Según la información a la que accedió este diario, el hecho fue denunciado en la Unidad Judicial Nº4 alrededor de las 17 del viernes pasado por una mujer de apellido Chávez de 50 años.

La mujer relató que ese viernes, entre las 7 y 8 de la mañana, fue sorprendida por la espalda por un individuo en momentos que abría la puerta del colegio. El sujetó la amenazó utilizando un cuchillo y la obligó a que lo llevara hasta su habitación. La religiosa señaló además que al llegar al lugar se desvaneció y cuando retomó la conciencia el asaltante se habría encontrado revolviendo todo y le exigió que cerrara los ojos.

La religiosa contó en su denuncia que cuando ya no escuchó ruidos se reincorporó y se dio cuenta que le habían robado el dinero. Éste se encontraba en un armario y sería un total de $160.000.
Según contó, el dinero sería destinado para el pago de los empleados del lugar y estiman que el sujeto habría ingresado a las instalaciones por la parte trasera y allí sorprendió a la víctima.

El hecho fue puesto en conocimiento del fiscal en turno, Javier Herrera, quien comisionó el hecho al personal de Investigaciones. La mujer habría logrado describir al malviviente a quien dijo no conocer.

Arrestada
Por otro lado en otro hecho, la policía arrestó a una mujer sindicada en un robo. 
Alrededor de las 20:40, personal de la Comisaría Décima se constituyó en avenida Güemes y Tucumán y procedió a la aprehensión de una mujer de apellido Sarmiento, de 30 años, oriunda de Mendoza, quien fue sindicada por un hombre de 51 años como la presunta autora de haberle sustraído un celular Motorola negro modelo G-2.

Al momento de realizarle la requisa, los policías encontraron entre sus prendas el aparato de comunicación sustraído, como así también otro teléfono celular Samsung blanco, del cual no pudo acreditar su legítima propiedad y procedencia, por lo que ambos teléfonos quedaron en calidad de secuestro.
Finalmente, se invitó al damnificado a denunciar el hecho.

Otras Noticias