Dijeron tener pruebas en donde estuvieron los días de los hechos

Los tres acusados de abuso declararon ante la fiscal

Un mismo abogado representó a los tres individuos. Pedirá pericias psiquiátricas para la joven.
miércoles, 01 de agosto de 2018 · 04:00

Los tres imputados acusados de abusar y lesionar a una joven fueron indagados ayer y declararon ante la fiscal de la causa. Los tres desmintieron los dichos de la jovencita y aseguraron contar con pruebas que indican en dónde estuvieron los días en que habrían ocurrido los hechos.


Los tres sujetos fueron representados por el abogado Orlando Barrientos, quien explicó que ninguno de los tres sujetos habría estado en el lugar de los hechos durante los supuestos tres días de cautiverio y martirio sexual que la joven denuncia haber vivido.


Uno de los acusados y ex pareja de la víctima es peluquero y según dijo tiene a su favor más de 30 testigos, clientes, que pueden dar fe de dónde se encontraba durante las jornadas en cuestión.


También los otros dos imputados pudieron detallar qué hicieron el día del supuesto secuestro e incluso ofrecieron las grabaciones de las cámaras de seguridad de algunos comercios donde ese primer día del hecho denunciado estuvieron comprando repuestos.


Para la defensa hay muchas contradicciones en la versión que la víctima brinda acerca de lo ocurrido y, sospechando que la joven falta a la verdad, solicitó a la justicia pericias psiquiátricas.

 

La denuncia


La joven de 21 años radicó la denuncia en la Unidad Judicial 10 el sábado por la noche e inmediatamente la fiscal en turno, Miriam López, dio lugar al protocolo de abuso que se llevó a cabo en la Maternidad 25 de Mayo. Además, libró órdenes de detención para tres sospechosos.


Según la versión de la joven, el miércoles pasado se trasladaba en su moto por avenida Ex Pista cuando fue interceptada por dos automóviles. De ambos rodados descendieron al menos tres personas, una de ellas su ex pareja, quien la habría obligado a que dejara la moto y subiera a uno de los rodados. Otro de los sujetos tomó su moto y los siguió.


De allí la joven fue trasladada hasta una vivienda en San Antonio, Fray Mamerto Esquiú, en donde habría sido obligada a consumir sustancia y fue ultrajada sexualmente. Si bien relató no haber estado ni atada, ni amordazada, dijo que fue obligada a mantener juegos sexuales en los que incluía lesionarla con cigarrillos.


En el marco de la investigación de la causa, la fiscal ordenó una inspección ocular en la vivienda en donde habría ocurrido el hecho y en el lugar se secuestraron varios elementos que podrían estar relacionados con la causa.

Otras Noticias