los padres de la criatura siguen arrestados

La beba tenía el 90 por ciento de su cuerpo con quemaduras

La Fiscalía busca determinar cómo se produjeron las heridas que provocaron la muerte.
martes, 31 de julio de 2018 · 04:06

El informe de la autopsia confirmó que la nena de un mes que falleció en el paraje El Correntino tenía el noventa por ciento de su cuerpo con quemaduras por lo que los padres continúan arrestados a la espera de la decisión que tomará la Fiscalía tinogasteña.


Ayer El Ancasti pudo confirmar que los peritos finalizaron la operación autopsia, la que arrojó como causa de muerte "shock hipovolémico" causado por las quemaduras que estaban en casi la totalidad del cuerpo de la beba.


Con este informe concluyente, la fiscal Silvia Álvarez buscará establecer el modo en que se produjeron estas quemaduras. Por tal motivo van a resultar clave las declaraciones de los padres y de la abuela, los únicos ocupantes de la vivienda ubicada en El Correntino.


La pesquisa tratará de determinar si es que existió una intención de darle muerte a la pequeña o si se trató de una negligencia que derivó en el fatal desenlace. 


Según trascendió de fuentes ligadas a la investigación, los médicos que la revisaron en el hospital de Fiambalá advirtieron que la piel tenía signos de quemaduras que mostraban el desgarro en el tejido por lo que solicitaron a la Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial que se efectúe la autopsia porque no se podía determinar la causa del deceso.


El terrible hecho salió a la luz el sábado a la madrugada cuando la madre de la víctima llegó caminando en medio de temperaturas bajo cero a la posta sanitaria de Las Papas tras una larga caminata. La mujer señaló que vivía en el paraje El Correntino. Desde Las Papas se dio aviso a la Comisaría de Fiambalá. En un patrullero lograron traer el cadáver y lo dejaron en el Hospital Zonal "Luis Agote". 


Según había trascendido, la mujer señaló que la beba ya estaba sin signos vitales desde ese sábado, sin embargo para la médica de guardia el tiempo de muerte era superior a las 24 horas.

Inhóspito
Los Araya, padres de la criatura, son la única familia que habita en El Correntino, un recóndito paraje al que solo se llega a pie o a lomo de mula tras dos horas y media de caminata desde Las Papas, bordeando el cordón San Buenaventura, que divide al departamento Tinogasta de Antofagasta de la Sierra. Como ocurre con la mayoría de los puestos en esa zona, están habitados por una sola familia o están integrados por un solo habitante.


Las Papas está distante a 100 kilómetros de Fiambalá. Se llega desde esa localidad por la ruta provincial 34 y posteriormente se sigue un camino de montaña, al cual solamente se accede en camionetas 4x2 o 4x4, debido a lo rocoso y escarpado de la huella. Hace unos años Las Papas estaba aislada pero con la voluntad de los pobladores -allí residen unas 88 personas- lograron abrir un camino a fuerza de pico y pala.


La gente en su mayoría viven de la crianza del ganado y el resto son empleados municipales, comentaron.


En ese pueblo hay una escuela primaria y una posta sanitaria que cuenta con una enfermera, que no llega a cubrir las necesidades básicas para una situación de urgencia. "La médica que tiene a cargo esta zona va una vez cada tres meses, con suerte", revela un poblador a El Ancasti.