Se advirtió sobre el trabajo en conjunto con otros organismos

El resguardo de chicos y chicas, la otra función de la Policía

A veces atraviesan una situación de vulnerabilidad como el abandono y la violencia en el hogar.
lunes, 15 de enero de 2018 · 04:07

No todo es delito. A veces la Policía interviene en situaciones en las que deben resguardar a niños, niñas o adolescentes y estás situaciones en los últimos años se hicieron cada vez más visibles. Chicos abandonados y encerrados en sus casas sin el cuidado de sus padres o de un adulto responsable; niños deambulando por las calles en hora de la madrugada; chicos intoxicados en la vía pública y otros que intentan poner fin a su vida. En estas situaciones la Policía también debe intervenir y cada vez con más frecuencia.

El sábado por la noche, a las 21.15, personal del Grupo de Intervención Rápida (GIR NORTE) realizó recorridos de prevención en la intersección de las calles Alpatauca y 5 de Noviembre. Allí encontraron a un adolescente de 15 años que se encontraba consumiendo estupefacientes. Lo asistieron y dieron aviso a la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Subsecretaría de Familia, que tiene a su cargo el Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. 

Hace unas semanas, un llamado telefónico advirtió en la Comisaría Quinta que en la ruta provincial Nº 4 habían encontrado a una niña de 10 años. El llamado lo realizó una mujer y contó que la encontró en su casa. Fuentes policiales indicaron que la niña habría manifestando que tendría problemas familiares, por lo que decidió fugarse de su hogar.

En la última semana, resonaron dos casos de violencia familiar. Un chico de 13 años había pedido ayuda a la Policía porque en su casa lo maltrataban. Era de noche y deambulaba por las calles del centro. Los uniformados de la Comisaría Primera lo encontraron y preguntaron qué le sucedió. Con lágrimas contó que no quería volver a su casa porque su papá le pegaba. También se conoció que en Valle Viejo un chico de 14 años llegó como pudo a la comisaría para pedir ayuda. Estaba golpeado y contó que su papá le había pegado a él y a su mamá.

Hay más casos registrados en la crónica periodística que ponen en evidencia la situación de vulnerabilidad en la que muchas veces se encuentran los niños. Orlando Quevedo, jefe de la Policía de Catamarca, remarcó que la institución “es polifuncional”. No solo intervienen cuando un chico comete un delito; a veces lo deben hacer cuando los ‘pescan’ consumiendo alguna sustancia psicoactiva o en estado de abandono.

“Tenemos un protocolo de actuación y de acuerdo con las circunstancias, inmediatamente damos participación al Juzgado de Menores, cuando se trate de un presunto infractor a la Ley Penal, o si el chico está bajo los efectos de alguna sustancia, inmediatamente se lo lleva al Centro de Admisión y Derivación (CAD), donde hay personal capacitado para contenerlo. También se les da participación a los padres. Tenemos oficiales de policía que constantemente realizan cursos de capacitación para poder tener un trato adecuado con niños, niñas y adolescentes. Su trato es muy complicado”, aclaró.
El comisario general explicó que en estos casos, una vez que se toma conocimiento, se da inmediata participación al área de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio de Desarrollo Social. “Los mecanismos están aceitados y hay un protocolo de actuación, que justamente se convino para estas tareas. Intervenimos cuando vemos que están solos o abandonados por sus padres. Se procede de acuerdo con el protocolo y participa Desarrollo Social”, explicó.

Otras Noticias