miércoles 19 de junio de 2024
Lo dijo la dueña del almacén de donde dos asaltantes se llevaron 40 mil pesos el miércoles a la siesta

"Pensé que me disparaban y me mataban en ese momento"

Por su parte, su hijo desmintió ser prestamista como se deslizó en un primer momento.

Por Redacción El Ancasti

La dueña del almacén donde dos asaltantes se llevaron poco menos de 40 mil pesos, el jueves pasado a la siesta, aseguró que pensó que los ladrones la matarían en el atraco.

Se trata de Gladys Acosta, de 72 años, es dueña de un polirrubro ubicado sobre calle Vicario Segura casi esquina Florida, en la zona sur de la ciudad Capital. 

Reconocen a un asaltante y dos arrebatadores

"Yo estaba atendiendo el negocio, como todos los días, y en ese momento entró un sujeto y con el arma en la mano puso cerradura a la puerta. Y comenzó a pedirme la plata", inició Gladys, dueña del Polirrubro "El Parche”, ubicado en su casa de Vicario Segura al 1.400.

"Venían con el dato de que tenía joyas y dinero. Algo que no es así. Me ataron con precintos y me llevaron arrastrándome de los cabellos a una de las habitaciones. Ahí pensé que me disparaban y me mataban en ese momento”, contó la mujer, que fue golpeada salvajemente. 

Los delincuentes, que ingresaron encapuchados, aunque uno de ellos con el rostro descubierto, huyeron y la dejaron encerrada en una de las habitaciones. 

Es que en el ropero habían hallado la recaudación que manejaba la mujer en concepto de ventas de mercadería. Luego de tomar el dinero, le ataron las manos con precintos de seguridad, le cubrieron la boca con un pañuelo y cerraron la puerta para poder huir.

"Logré salir de la pieza, y como pude, con los precintos atándome las manos, llamé a mi hijo. Después, un vecino, de apellido Córdoba, a quien le agradecemos, fue quien me ayudó y llamó a la Policía". 

Al cierre de esta edición, la Policía realizó dos allanamientos y un tercero estaba en proceso, pero con resultados negativos, y en estas horas se le tomaría declaración a la mujer, a quien le diagnosticaron varios días de reposo por el ataque. Por su parte, su hijo desmintió ser prestamista como se deslizó en un primer momento. "Eso no es así. Ahora tenemos que estar con miedo por esto, cuando nosotros somos laburantes", aclaró.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar