habría caído en una pileta que contenía mosto de uva

Encuentran a un niño ahogado en una bodega en Fiambalá

La criatura vivía cerca del edificio que estaba abandonado. Su familia denunció el sábado a la tarde. Cuando la Policía lo halló ya estaba muerto.
lunes, 26 de enero de 2015 · 04:03
En la tarde del sábado, alrededor de las 19.30, efectivos de la Comisaría de Fiambalá, departamento Tinogasta, encontraron a un pequeño en el fondo del domicilio, donde funcionaba una bodega que actualmente está en desuso, sumergido en el interior de una pileta que contenía mosto de uva. El niño de tan solo 5 años, identificado como Luis Iván González, estaba siendo buscado desde hacía dos horas por sus familiares y hermanos, pero cuando lo encontraron ya estaba sin vida, según pudo constatar la médica del hospital local "Luis Agote”.

De acuerdo con la información suministrada, la bodega donde se encontró al niño está ubicada en la calle Diego Carrizo de Freites s/n del barrio Guanchín de la citada ciudad, propiedad de la familia González. 

Según confiaron fuentes policiales, el niño habría estado jugando con otros pares cerca de su casa, pero desapareció cerca de las 17. Su familia comenzó a desesperarse al no encontrarlo en ninguna parte, por lo que informó a las autoridades inmediatamente de lo que estaba sucediendo.

Al ser alertada la Policía, montó un amplio operativo de rastrillaje por las inmediaciones del lugar, hasta encontrar el cuerpo ya sin vida de la criatura que habría caído a uno de los pozos de casi cuatro metros donde se encuentra depositado el mosto de uva. 

Curiosamente, según el relato de los vecinos de la zona, "la pileta estaba descubierta cuando siempre están tapadas”.

Se dio intervención a la Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial con asiento en la Ciudad de Tinogasta, desde donde el fiscal en feria, luego de determinar que se trató de un accidente, habría entregado el cuerpo del pequeño a sus familiares el sábado por la noche para su entierro. No se realizó autopsia.

La familia del niño es proveniente de la localidad de Tatón, pero viven desde hace un tiempo en Fiambalá adonde se trasladaron en busca de trabajo.
Más de