Comodoro Py

Laura Alonso y Aranguren agotan recursos para no ser enviados a juicio oral

Ambos están procesados. El exministro por favorecer a la empresa Shell y la extitular de la Oficina Anticorrupción por haber encubierto la maniobra.
lunes, 30 de diciembre de 2019 · 10:38

El macrismo dejó el gobierno el 10 de diciembre y cerró el año en los tribunales de Comodoro Py, donde se investigan las causas de corrupción, con un pedido para que dos de sus funcionarios no sean enviados a juicio oral y público. Se trata del ex ministro de Energía Juan José Aranguren, procesado porque como funcionario intervino en un negocio de Shell, empresa de la que tenía acciones, y la ex titular de la Oficina Anticorrupción (OA) Laura Alonso, acusada por no haber controlado el caso.

Las defensas de los ex funcionarios tuvieron la semana pasada una audiencia en la Cámara Federal en la que solicitaron que sus procesamientos sean revocados. La decisión está en manos de los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, quiénes resolverán el caso en febrero, cuando regrese la actividad judicial tras la feria de enero, informaron fuentes judiciales. La audiencia se hizo el jueves, a tres días hábiles que finalice el año en tribunales.

Si la Cámara ratifica los procesamientos de Aranguren y Alonso, los ex funcionarios quedarán en condiciones de ser enviados a juicio oral para ser juzgados penalmente. Las defensas pueden apelar el fallo a la Cámara Federal de Casación para que sea revisado pero eso no impide que el expediente pase a juicio. La Cámara también puede sobreseerlos o dictarles la falta de mérito, lo que hace caer el procesamiento pero seguirán bajo investigación.

Los ex funcionarios -Aranguren fue ministro de Energía de diciembre de 2015 a junio de 2018 y Alonso titular de la OA durante los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri- fueron procesados a principios de mes por el juez federal Luis Rodriguez. Aranguren por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública con un embargo de 1.200.000 pesos y Alonso por encubrimiento y abuso de poder y un embargo de un millón de pesos.

La causa se inició a comienzos de 2016 por una denuncia de los diputados del Frente para la Victoria Rodolfo Tahilade y Mario Doñate. El juez Rodríguez citó a indagatoria a Aranguren y Alonso el 18 de octubre, 9 días de las elecciones generales en las que Alberto Fernández se impuso a Macri, y los procesó el 6 de diciembre, cuatro días antes del cambio de gobierno.

Otras Noticias