coimas en la obra pública

Detuvieron a Alberto Taselli, hermano de uno de los empresarios ya detenidos

Bonadio ordenó su detención. Sergio Taselli aseguró que Baratta retiraba dinero de las propiedades de su hermano.
jueves, 23 de agosto de 2018 · 13:13

Alberto Taselli, hermano de Sergio, fue detenido en su casa de San Isidro por orden del juez federal Claudio Bonadio después de que su hermano, Sergio Taselli, ya detenido, lo involucrara en la causa de los cuadernos K.

Días antes, Sergio, empresario que manejaba las líneas de trenes San Martín, Roca y Belgrano Sur además de la mina santacruceña, Río Turbio, fue entregado por su abogado después de que Bonadio pidiera su captura tras aparecer nombrado en los cuadernos de Oscar Centeno.

Al detenido no le fue tomada la declaración ene l momento sino que un día después, cuando confesó que Roberto Baratta pasaba a buscar el dinero por uno de los domicilios de Alberto, su hermano. A raíz de esto es que Bonadio pidió su captura.

Como había explicado antes el empresario, su relación con su hermano no es buena e incluso le realizó varias denuncias penales. El lugar en donde se suponía que iba Baratta a retirar el dinero, Werenicke 573, según declaró el empresario, no está ocupado por él desde el 2000 ya que allí funcionan las oficinas de las empresas de Alberto. Para sustentar su coartada, Sergio presentó actas notariales de las denuncias que realizó contra la familia de su hermano por la usurpación de ese lugar.

No es la primera vez que Sergio se encuentra con la justicia. Está acusado de administración fraudulenta y vaciamiento por su accionar en la mino de Río Turbio en donde, durante el 2004, se produjo un accidente que le costó la vida a 14 personas a raíz de las malas condiciones y falta de control que posibilitaron el derrumbe y posterior incendio.

Además fue investigado por irregularidades en los contratos de explotación de las líneas ferroviarias que maneja, causa en la cual se encuentra procesado por “administración infiel agravado por perjuicio al Estados” al malgastar subsidio por $35 millones.

 

Más de