en plaza de mayo

Cerca de 400 mil manifestantes reclamaron paritaria docente

Hubo docentes y alumnos de todos los niveles educativos. La mayoría estuvo vestida de guardapolvo blanco. Pidieron cambios en la política económica.
jueves, 23 de marzo de 2017 · 07:03
Con un multitudinario acto en Plaza de Mayo concluyó ayer el segundo día de paro y la Marcha Federal Educativa, en la que participaron cientos de miles de docentes que arribaron a la Ciudad desde distintos puntos del país para reclamar al Gobierno que convoque a una paritaria nacional. 
Los organizadores estimaron en 400 mil los docentes y estudiantes que participaron de la movilización organizada por los cinco sindicatos nacionales. Tanto la Plaza de Mayo, la avenida de Mayo, las diagonales Julio Argentino Roca y Roque Sáenz Peña, y las calles laterales se llenaron de guardapolvos blancos y banderas que identificaban a distintos puntos del país y carteles en defensa de la Escuela Pública.

"Vienen por la educación, vienen por la privatización y la mercantilización", disparó Sonia Alesso, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación, y advirtió: "Presidente Macri, ministro Esteban Bullrich, convoquen a la paritaria, si no el plan de lucha va a seguir".
Además de CTERA, en el palco central estaban los representantes de los gremios convocantes: Unión Docentes Argentinos (UDA), Confederación de Educadores Argentinos (CEA), AMET (educación técnica), SADOP (privados); el líder del gremio bonaerense de SUTEBA, Roberto Baradel y los secretarios generales de las dos CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky.

Antes del mediodía se empezó a poblar la Plaza con tres grandes columnas provenientes de la Patagonia, de Cuyo y del Nordeste (NEA) y Noroeste argentino (NOA), además de manifestantes que cruzaron el Puente Pueyrredón y micros procedentes del conurbano bonaerense.

Desde el sur, una amplia columna cruzó alrededor de las 11.30 el puente Pueyrredón; mientras otra partía a esa horas desde el Congreso hasta Plaza de Mayo, y una tercera de estudiantes universitarios desde el Obelisco. Los organizadores calificaron de "histórica" la movilización y la compararon con las protestas más concurridas desde la vuelta de la democracia, incluyendo la Marcha Blanca del 23 de mayo de 1988, convocada en medio de un paro por tiempo indeterminado que tuvo altísimo acatamiento.

También la equipararon con aquel hito histórico que fue la Carpa Blanca instalada el 2 de abril de 1997 frente al Congreso Nacional, en protesta por la política impulsada por el entonces presidente Carlos Menem y para reclamar una Ley de Financiamiento Docente. 

Las críticas 

En el cierre del acto, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, advirtió al gobierno central que los maestros "no se arrodillan" y subrayó que ninguno de los participantes de la marcha "se 'cayó' en la escuela pública", en referencia a dichos de Macri. "Los maestros, los profesores de la Argentina, no nos arrodillamos", advirtió la gremialista, y le pidió al gobierno que "cumpla la ley" con el llamado a paritarias nacionales. En un encendido y crítico discurso, dijo: "Enseñamos valores, en la escuela nos importa la solidaridad, el respeto, la democracia, la justicia y la igualdad. Nuestro trabajo se sostiene en la esperanza de que esa canción, ese juego, esa fogata, esa frase que enseñamos 20 años después se junte, se sintetice, cuando nos cruzamos con un pibe o una piba que conocimos cuando eran así. Hola, seño, cómo está. No me puedo olvidar del poema, de la frase de Belgrano, no me puedo olvidar de lo que me enseñaste . Fuerza. Carpa. Paro. A seguir peleando", sintetizó la dirigente. Participaron manifestantes de la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (CONADU Histórica), la Federación Universitaria Argentina y delegaciones del Frente Gremial Docente Bonaerense (AMET, FEB, SADOP, SUTEBA, UDA y UDOCBA).

Otras Noticias